Con la crisis económica (además de sanitaria) de la COVID-19, los ingresos del Estado van a caer en picado: se va a recaudar menos dinero en concepto de IVA e IRPF. Por este motivo, Unidas Podemos ha lanzado una propuesta: un nuevo impuesto de patrimonio para las grandes fortunas. Idea polémica, que ha causado un revuelo político importante en el país. ¿Qué se está proponiendo de verdad? Sigue leyendo y conoce todos los detalles.

El nuevo impuesto de patrimonio que propone Unidas Podemos

Pese a que la formación presidida por Pablo Iglesias haya asegurado que este nuevo impuesto es para cubrir parte del agujero generado por la crisis de la COVID-19, lo cierto es que en su programa electoral ya quedaba recogido (en el punto 261) la creación de este impuesto para la redistribución de la riqueza.

Esta propuesta lleva realizándola Unidas Podemos desde hace unos años y, ahora, en plena crisis del coronavirus, pretende impulsarla para minimizar la caída de ingresos. Medida que está siendo ya duramente criticada por diferentes sectores económicos, quienes consideran que desincentiva el ahorro, criminaliza el esfuerzo del trabajo e impulsará el desvío de capital a paraísos fiscales.

Con todos estos datos encima de la mesa, ¿qué propone dicha formación exactamente? En primer lugar, destacamos que este impuesto recaería sobre las grandes fortunas, quedando exentas de su pago todas aquellas personas que tengan una vivienda valorada en menos de 400 000 euros. Para patrimonios por encima de un millón de euros, el gravamen llegaría al 2 %; en el caso de patrimonios netos superiores a 10 millones, el porcentaje a aplicar sería el 2,5 %; en el caso de patrimonios por encima de 50 millones, se pagaría el 3 % ,y los situados por encima de los 1000 millones, cargarían con el 3,5 %.

¿Cuál es objetivo de este nuevo impuesto?: recaudar 11 000 millones de euros, equivalentes al 1 % del PIB del país. Pese a las críticas, especialmente de la oposición y con cierto recelo de Pedro Sánchez, cabe destacar que este impuesto también está en la mente de la Unión Europea. No obstante, los expertos aseguran que la estimación de ingresos que ha realizado el partido morado es irreal: multiplica por diez lo recaudado anualmente, hasta ahora, por el impuesto de patrimonio y, por otro lado, no tiene en cuenta el desplome del 30 % de la renta variable en el ejercicio 2020 (que afecta, directamente, a la valoración del patrimonio de miles de inversores).

Impuestos de patrimonio

España expulsaría a los millonarios y multimillonarios con este impuesto

Según los expertos consultados, España conseguiría recaudar una mínima parte de la previsión establecida por Unidas Podemos, pero además ahuyentaría al capital privado, el cual declararía su dinero en paraísos fiscales o en países donde el nuevo impuesto al patrimonio sea menor o incluso inexistente. De hecho, Portugal ha atraído a 28 000 grandes patrimonios en los últimos meses al bajar su tributación al 0 %. Un posible riesgo de implantar este impuesto en España sería que las grandes fortunas derivaran su patrimonio al país vecino u otros.

Por lo tanto, de implantarse la medida, según los analistas, España quedaría en desventaja si, además, la UE no apuesta por este impuesto al patrimonio de manera generalizada en todo el territorio.

El nuevo impuesto de la riqueza, ideado por Unidas Podemos, plantea crear nuevos tipos tributarios para las rentas o patrimonios superiores a los 400 000 euros. La intención es recaudar cerca de 11 000 millones de euros para afrontar parte del déficit fiscal previsto por la merma de ingresos provocada por el coronavirus. Este impuesto ha sido criticado por irreal.

También te va a interesar: condiciones a autónomos para acceder ayuda por crisis del coronavirus.

Los impuestos en el 2020, debido a la crisis sanitaria, tendrán un carácter excepcional en algunos casos. El gobierno ha ido incorporando ciertas modificaciones en el ámbito tributario en pos de facilitar la liquidación por parte de particulares y empresas y la viabilidad económica de estas últimas. Vamos a explicarte bien las novedades más destacadas. Toma nota.

1. Rectificación del IVA en 1T y de los pagos fraccionados a causa de la pandemia

En la sede electrónica de la Agencia Tributaria es posible solicitar una revisión de los pagos fraccionados del modelo 202. También del IRPF en estimación objetiva (mod. 131), así como de las autoliquidaciones asociadas al modelo 303. Estas modificaciones han surtido efecto a partir del Real Decreto-ley 15/2020 para las iniciativas empresariales y autónomos que soportan un volumen de operaciones en el año anterior que no supere los 600 000 €.

2. Medidas de apoyo a la economía y el trabajo introducidas por el Real Decreto-ley 15/2020 del 21 de abril

Detallamos, a continuación, otras medidas fiscales introducidas para apoyar a la economía:

  • El contribuyente tiene la alternativa de cambiar la modalidad de cálculo de los Pagos Fraccionados del IS.
  • También puede renunciar al régimen conocido como «módulos» a lo largo de este año. En el cálculo no se contarán como días de ejercicio aquellos que transcurrieron durante el estado de emergencia.
  • Puedes beneficiarte de un tipo cero en el IVA de las dotaciones sanitarias (temporal).
  • Tipo del 4 % para la adquisición de medios de prensa, ya sean escritos u online.
  • No se considerará un ingreso el acceso al Fondo de Educación y Promoción de las Cooperativas si la razón fue contrarrestar los efectos de la crisis.
  • Abaratamiento de las tasas de actividad, de ocupación y de buque.
  • Queda ampliado el período para la Interposición de Recursos y Reclamaciones, que estará suspendido hasta el último día de mayo, por lo que el plazo comenzará a partir de esta fecha.
  • A todos los niveles, es decir, local, autonómico y central, se suspenden los plazos estipulados para la prescripción de cualquier punto concretado por la ley tributaria desde el 14 de marzo hasta el 30 de mayo de este año. Este período no contará en aquellos casos en los que haya un procedimiento ejecutivo en marcha por parte de la administración.
  • Si lo necesitas, podrás retener el inicio del marco temporal de tu declaración y no realizar el ingreso oportuno en plazo voluntario; eso sí, tendrás que acreditar que has solicitado financiación a partir del aval del Estado para su pago.

3. Aplazamiento extraordinario para pymes y autónomos

Tal y como se recoge en el Real Decreto-ley 7/2020 (12 de marzo), las pequeñas y medianas empresas y los autónomos podrán beneficiarse de una aplazamiento en su declaración si el plazo de ingreso está comprendido entre el 13 de marzo de este año y el 30 de mayo, siempre y cuando no superen los 30 000 € (sumando todas las liquidaciones aprobadas del contribuyente).

También te va a interesar: «Condiciones a autónomos para acceder ayuda por crisis del coronavirus».

4. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de 2019

Por la Orden HAC/253/2020 (3 de marzo), se fijan los procesos de modificación y presentación de borradores del IRPF correspondientes al ejercicio 2019. Este mismo texto establece los medios oportunos telemáticos o de carácter telefónico para llevar a cabo los trámites comentados.

En definitiva, lo mejor para estar al tanto de las novedades que tendrán lugar este año en materia impositiva, es contar con asesores expertos que te ayuden a tramitar la documentación oportuna para pedir aplazamientos o exenciones, en caso de que resulte procedente.