¿Qué factores debo tener en cuenta para comprar una empresa? Existen múltiples estrategias a la hora de adquirir una empresa, pero lo fundamental es contar con un buen plan estratégico, organización y asesoramiento adecuado. En este post te explicamos los factores más importantes que hay que tener presentes, así como las claves de un buen asesoramiento contable en una empresa.

Principales factores a tener en cuenta para adquirir una empresa

La compra de una empresa no es una tarea sencilla. Hay que tener en cuenta numerosos aspectos contables para conocer su situación económica y financiera. No te pierdas estos factores, te ayudarán a tener las cosas más claras. Un ejemplo de medidas de esta índole te lo pueden explicar bien en una asesoría fiscal en Madrid con expertos.

1. Conseguir la financiación necesaria

Antes de iniciar el proceso, es recomendable considerar el ciclo económico del momento en que te propongas adquirir la empresa, pues influirá en la deuda derivada de la financiación.

Existen múltiples formas para obtener la financiación necesaria, con procedimientos y duración muy diferentes, distinguiéndose entre financiación a corto plazo, como préstamos bancarios; y financiación a largo plazo, como por ejemplo garantías hipotecarias o préstamos participativos.

2. Un buen asesoramiento contable

Las gestiones que hay que realizar no son tarea fácil, por lo que es muy recomendable recurrir a asesoramiento contable profesional. Para ello, debes tener en cuenta una serie de claves, como conocer tu situación financiera real para saber si se puede proceder a la contratación del asesoramiento, llevar correctamente la gestión de cobros y pagos, ajustarse en todo momento a las necesidades del negocio, saber hacer un buen análisis de los resultados o aprovechar las ventajas que otorgan los softwares de gestión, muy útiles para simplificar y dar seguridad a tu contabilidad.

3. Conocer el balance de situación

Debes estar al tanto del activo y el pasivo de la empresa, es decir, de los bienes inmuebles, instalaciones, dinero en efectivo o existencias de productos (activo) y de las obligaciones de pago (pasivo) en el momento de la compra.

El balance de situación permite conocer la situación financiera de la entidad y su evolución a lo largo de los años, lo que te dará mucha información sobre la imagen real de la empresa, útil para la planificación estratégica de la compra de la empresa.

También te puede interesar: Impuesto de patrimonio para el 2022, ¿cambios a la vista?

4. Realizar una previsión de ingresos y gastos

Una de las claves principales es conocer las cuentas de resultados de la empresa en los últimos años, esto es la relación entre los ingresos y gastos que ha tenido en cada ejercicio. Es importante clasificarlos en grupos para saber qué elementos están suponiendo un mayor gasto y cuáles un mayor ingreso.

El objetivo es disponer de información sobre la gestión de la empresa para facilitar la planificación de la hoja de ruta a seguir y las decisiones a corto, medio y largo plazo.

5. Hacer previsiones de tesorería

La tesorería es el área responsable de gestionar el flujo monetario de la empresa. Funciona como una garantía de liquidez a corto y largo plazo, por lo que conocer el capital disponible será muy útil frente a los diferentes imprevistos que surjan en la compra de la empresa y su gestión. Es necesario planificar detalladamente las necesidades que vas a tener de liquidez y de efectivo.

Es importante conocer el flujo de caja, el flujo de salidas y entradas netas de dinero en una empresa, con el cual podemos medir su nivel de liquidez y facilitar la capacidad de pagar las deudas.

En definitiva, para la adquisición de una empresa, debes tener en cuenta distintos elementos de su situación contable en la compra y en los años previos, para conocer de manera precisa su evolución y su gestión.

El impuesto de patrimonio para el 2022 incluye importantes novedades si eres un contribuyente que vive en una comunidad autónoma donde este tributo no está bonificado. La reforma que incluye la Ley 11/2021, del 9 de julio, para luchar contra el fraude fiscal hace sospechar que los inmuebles adquiridos a partir de enero de 2022 van a contar con una carga mayor. La razón es que tendrás que calcularla con el nuevo valor de referencia del Catastro.

¿Cómo te afecta el nuevo valor de referencia catastral?

Hasta ahora, cuando presentabas el impuesto del patrimonio, tenías la obligación de elegir la base mayor entre tres opciones: su valor catastral, el obtenido por la Administración cuando aplicaba otros tributos o el precio de adquisición. Ahora, ocurre igual, en cuanto a elegir la base mayor a la hora de tributar, con la novedad de que la Agencia Tributaria autonómica podrá incluir ese nuevo valor de referencia del Catastro. Así, si tributabas con un valor de compra o catastral muy bajo, ahora vas a sufrir una fuerte subida. Incluso, puede ocurrir que, si antes no debías presentar este tributo, ahora sí.

¿Es lo mismo el valor de referencia catastral que el valor catastral?

No, no es lo mismo. Para calcular el valor catastral, se consideran una serie de factores, como la localización del inmueble, su ubicación y antigüedad, la calidad de su construcción, estado de conservación, etc. Este valor se actualiza a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado, aunque no afecta a todos de forma simultánea ni tampoco uniforme.

Por su parte, el valor de referencia viene determinado por la Dirección General del Catastro. Lo establece tras analizar los precios de todas las compraventas de inmuebles realizadas ante notario y teniendo en cuenta las características catastrales del inmueble. Se actualiza todos los años y afecta simultáneamente a todos los municipios.

Ninguno de los dos tiene en cuenta las circunstancias particulares de una casa en concreto. Así, un vecino puede haber llevado a cabo reformas, pero tendrá el mismo valor de referencia que un vecino que no las haya efectuado.

También te puede interesar: Presentación del impuesto de sociedades: plazos, configuración y cuando se paga

¿Solo afecta a bienes inmuebles adquiridos en 2022?

Aunque fuentes cercanas al Ministerio de Hacienda señalan que únicamente se verán afectados los inmuebles adquiridos a partir de 2022, el agravio comparativo que supone con otros propietarios no es sostenible en el tiempo. Esta reforma sería sospechosa de vulnerar los principios de igualdad y proporcionalidad o capacidad económica a la hora de tributar, entre otros. Por lo tanto, cabe prever una generalización, más pronto que tarde, extensible a todas las propiedades o un recorrido corto antes de declararla inconstitucional.

Por su parte, también afecta a otros tributos, como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

La necesidad de una asesoría fiscal en Madrid

Una asesoría fiscal en Madrid te va a facilitar mucho el camino para tributar solo por lo que debes y está al tanto de las novedades fiscales en todas las comunidades autónomas. Piensa que cada una ha establecido sus mínimos exentos. Así, a nivel estatal, las pautas establecidas son:

  • Exención de 300 000 euros para tu vivienda habitual.
  • Mínimo exento de 700 000 euros, tanto si eres contribuyente residente como no residente.
  • Es obligatorio que presentes tu declaración, tanto si resulta positiva como negativa, si el valor de tus bienes y derechos supera los 2 000 000 de euros.
  • Está exento tu negocio familiar, ya sea empresarial o profesional, así como las participaciones que poseas en otras empresas familiares.

En definitiva, es mejor que confíes en una asesoría en Madrid para que no te pierdas entre tantas normativas autonómicas y estatales, y pagues nada más que lo justo. Además, puedes recurrir el valor de referencia otorgado si no estás conforme.