Los autónomos tienen que conocer cuáles son las partidas que se pueden desgravar para cuadrar mejor sus liquidaciones de impuestos. Te explicamos cuáles son las deducciones más recurrentes de un autónomo.

Las partidas de deducciones de los autónomos

En primer lugar, hay que aplicar el sentido común cuando quieres deducir gastos y decidir la cuantía de las partidas de descuento. Solo tienes que incluir aquellos gastos que realmente estén relacionados con la actividad que realizas y, en caso de duda, aplicar un criterio conservador.

La Agencia Tributaria establece una serie de partidas deducibles. Si no cometes fraude de ley, no habrá problemas en tu declaración. Estos son los gastos deducibles en tu declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF):

1. Sueldos

Los sueldos y pagas extraordinarias que tienes que abonar a tus empleados son uno de los gastos fiscalmente deducibles. También se pueden incluir otro tipo de gastos como los de formación. Este es uno de los principales desembolsos que hay que hacer constar.

2. Gastos de explotación

Los consumos de explotación engloban las compras de las mercancías, los suministros, material de oficina o envases. Cualquier empresa que tenga un mínimo funcionamiento va a tener unos gastos de explotación. Estos datos son fundamentales para deducirlos en tu declaración de IRPF.

3. Seguridad Social

 

Las partidas de deducciones de los autónomos

 

Las cuotas empresariales y de los trabajadores a la Seguridad Social son deducibles, así como las aportaciones a las mutualidades privadas con un máximo de 4500 euros anuales. Es recomendable que revises bien esta cuestión porque hay una serie de deducciones en función del tipo de contrato o de las circunstancias personales de los trabajadores.

4. Arrendamientos y cánones

Los alquileres de locales, renting, cánones u otros arrendamientos que no sean de locales o solares no amortizables son gastos que se pueden deducir. Eso sí, te conviene diferenciar bien con otros gastos que no se pueden deducir porque determinados alquileres no son deducibles en ningún caso.

5. Reparaciones y conservación

Los gastos de reparación y conservación engloban las reparaciones de maquinaria, mantenimiento rutinario o inclusión de piezas y componentes. La principal condición para que estos gastos se puedan deducir es que no supongan una ampliación o mejora en el dispositivo. Dicho de otra manera, si las reparaciones van a mejorar el funcionamiento base de la maquinaria, esos gastos no se deberían deducir.

6. Servicios de profesionales independientes

Las empresas necesitan, en ocasiones, servicios de profesionales independientes como abogados, especialistas en marketing, notarios o agentes comerciales. En este caso, las facturas de los honorarios se pueden descontar y, por lo tanto, te conviene tener en cuenta este aspecto para incluirlas en tu liquidación.

 

También te va a interesar: Asesoría fiscal, ¿la necesitan los autónomos?

 

7. Tributos deducibles

Las empresas pueden deducir los tributos y tasas municipales como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Hay algunos casos en los que también será deducible el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), pero conviene estudiarlos bien.

8. Provisiones

Las provisiones, por regla general, no son deducibles, pero sí se reconoce la posibilidad de aplicarlas para planes de pensiones, actuaciones medioambientales y gastos de reparación. Estos casos concretos sí que se pueden incluir en tu liquidación.

9. Amortizaciones

Las amortizaciones sí son deducibles con carácter general, entendiendo como tales las que se indican en la Ley del Impuesto de Sociedades. El inmovilizado tiene una depreciación a lo largo de los años y es normal que se calcule.

Si tienes interés en que te ayuden a presentar tus liquidaciones de impuestos, en BKF Asesores te podemos ayudar porque contamos con el conocimiento necesario.

El Gobierno tiene como objetivo conseguir que la tributación sea equitativa y proporcional. Este es el motivo por el que puede haber cambios en el Impuesto de Sociedades. Te explicaremos cuáles son los tipos de gravamen actuales y la suma real que se paga.

Proyección de cambios a medio plazo en el Impuesto de Sociedades (IS)

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha indicado la necesidad de que las grandes sociedades paguen más por su actividad. El malogrado proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 incluía una reducción de los tipos impositivos efectivos para las pymes y un aumento para grandes empresas.

Lo cierto es que hay unos tipos mínimos que varían en función de la facturación de las compañías y que hacen que se pague menos de lo fijado en un principio. Las principales pautas para pagar este tributo son las siguientes, siempre que la base imponible sea positiva:

Por motivos prácticos, hay que diferenciar dos aspectos. En primer lugar, el tipo de gravamen general que se toma como referencia para el pago del tributo. Finalmente, aquellas excepciones que matizan la cantidad final que se abona.

Tipo de gravamen general

Como principio general, las empresas tienen que abonar un 25 % de los beneficios de la base imponible para cumplir con la Agencia Tributaria. Ahora bien, conviene señalar que hay numerosas excepciones a considerar que reducen este tipo de gravamen.

Tipos de gravamen especiales

Hay algunas sociedades que tienen un tipo de gravamen inferior fijado expresamente por el Gobierno y que tienen que calcular cuando hagan la liquidación.

Las cooperativas de crédito fiscalmente protegidas pagan un 20 %, las sociedades recién creadas pagarán un 15 % y las entidades sin ánimo de lucro pagan un 10 %. Mención aparte merece el caso de los fondos de inversión y activos bancarios, que solo han de pagar un 1 %.

 

Cuál es la cantidad que pagan realmente las empresas

¿Cuál es la cantidad que pagan realmente las empresas?

La realidad de este tributo es que la cantidad real que se paga varía mucho en función de las bonificaciones que concede el Gobierno. En consecuencia, el tipo efectivo es distinto al tipo de gravamen general y te conviene conocer estos detalles para que no tengas problemas.

Pymes

El cálculo de la campaña 2016 del pago de este impuesto señala que el tipo medio efectivo que se pagó este año ascendía al 16,93 % de los beneficios. La inmensa mayoría de las sociedades mercantiles que pagan el impuesto son pymes, de manera que la media que pagan estas compañías es mayor.

 

También te va a interesar: Asesoría fiscal de empresas.

 

Es importante indicar que las empresas pequeñas pagan de media más que las grandes, puesto que son la inmensa mayoría, no tienen filiales y no pueden beneficiarse de bonificaciones ni deducciones.

Grupos empresariales

Si queremos hacer un cálculo ajustado de lo que pagan las grandes empresas en Impuesto de Sociedades (IS), hay que calcular las ganancias y pérdidas de los grupos empresariales. Lo más habitual es que los grupos empresariales paguen menos que las pymes por todas las exenciones que contempla la legislación.

El cálculo global restando beneficios y pérdidas del total del grupo empresarial ascendería a una media del 11,6 %. Si bien hay una diferencia significativa con las pymes, es menor a la que se pensaba.

Perspectivas de futuro

La intención de realizar modificaciones en el Impuesto de Sociedades es firme y lo lógico es que los próximos PGE que se aprueben incluyan la nueva estructura. Te recomendamos que contactes con una empresa especializada en estos temas para que te indiquen cómo tienes que liquidar el tributo.

Una asesoría fiscal de autónomos es un servicio que necesitan los profesionales por varios motivos. La realidad es que un autónomo sin asesoramiento fiscal suele tener problemas para presentar en tiempo y forma sus liquidaciones. Te indicamos los principales aspectos en los que te puede ayudar contar con un asesor fiscal que te explique cómo pagar y las posibilidades de ahorro que existen.

¿Para qué necesitan una asesoría fiscal los autónomos?

Lo cierto es que la mayoría de los autónomos desconocen los pasos que hay que dar para pagar impuestos o ahorrar, de manera que es bueno tener a mano un profesional que se encargue de este trabajo. Por otra parte, hay que recordar que a un autónomo no le sobra el tiempo y no lo debe perder en estos menesteres.

La idea de las asesorías fiscales, pues, es la de ofrecerte un servicio integral para que tengas la atención necesaria por un precio estándar y dediques tu tiempo a lo importante. No se trata solo de pagar menos sino, también, de ahorrar tiempo.

1. Conocer los plazos de liquidación

Los impuestos tienen distintos plazos de liquidación porque, por ejemplo, no se pagan igual el IRPF y el IVA que el Impuesto de Sociedades (IS) o el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Por otra parte, has de saber que estos profesionales pueden encargarse de presentar tu liquidación de tributos para que no pierdas el tiempo.

2. Saber cuál es la forma societaria que más nos conviene

Conocer la forma societaria que nos conviene es fundamental porque, según lo que facturemos, nos interesará más una determinada personalidad jurídica. Para ingresos de menos de 30.000 euros suele ser mejor ser persona física, mientras que para cantidades superiores convendrá constituir una sociedad mercantil.

Muchos pequeños autónomos desconocen que, a partir de cierto umbral, no les interesa continuar como personas físicas porque pagarán más. Este es el motivo por el que una asesoría fiscal puede recomendar el cambio para que no haya problemas.

Asesoria fiscal la necesitan los autonomos3. Conocer los gastos que nos podemos deducir

Es fundamental que sepas qué nos podemos deducir y qué no para gastar lo que corresponda y aprovechar para declarar gastos que se pueden deducir. En este caso, podemos indicar que las dietas, la gasolina, el coche (renting) o los aparcamientos entrarían en esta categoría.

Lo mismo sucede con los locales, los servicios de profesionales y determinada maquinaria. Los gastos deducibles irán ligados a tu ramo de actividad y dedicación principal, de manera que te convendrá, y mucho, saber qué te puedes encontrar. Recuerda, no obstante, que los criterios de la Agencia Tributaria pueden variar en algunos casos.

Te puede interesar: Asesoría fiscal, indispensable para cumplir con las obligaciones tributarias

La elección de una determinada fórmula jurídica está, también, relacionada con los gastos que puedes deducir. Por este motivo, es bueno contar con un asesor que te pueda recomendar con criterio.

4. Indicar las subvenciones disponibles

Las instituciones públicas ofrecen subvenciones directas o líneas de crédito a algunas empresas para implementar planes de exportación o poner al día su maquinaria. La ventaja de una asesoría fiscal es que conoce esta circunstancia porque mantiene contacto con ayuntamientos, Comunidades Autónomas, Gobierno de España y otros organismos públicos. Cada año aparecen nuevas subvenciones o créditos en función de las políticas públicas.

Acceder al servicio de una asesoría fiscal autónomos te permitirá marcar la diferencia y estamos convencidos de que te resultará útil. El servicio de BKF Asesores está concebido para que aportes soluciones específicas a cada una de las necesidades de los profesionales. No dudes en llamarnos para pedir más información de todas las opciones que tenemos a tu alcance para sacar el máximo partido a tu negocio.

Una asesoría fiscal de pymes está siempre atenta a todas las comunicaciones que realiza Hacienda. La última de ellas ha enfadado a los trabajadores por cuenta propia y pequeños empresarios, puesto que el organismo ha enviado decenas de miles de misivas, en carta, de que la AEAT sospecha que no están declarando todos sus ingresos correctamente. Una campaña de envío de advertencias que ha sido denunciada por autónomos, los cuales creen que es una presión por parte de la Agencia Tributaria, en tono amenazante, en la que se especifica que se tienen movimientos de todas las cuentas bancarias, la media de facturación del sector y todos sus gastos.

¿Qué contiene la carta que ha enviado la AEAT a miles de autónomos?

Las cartas son enviadas desde el Departamento de Gestión y en ellas se explica que la Agencia Tributaria posee información de todas las salidas y entradas de capital de los contribuyentes, tanto de las personas físicas como de entidades. Así, el Fisco señala en su documento que «cuenta con un análisis estadísticos que hacen referencia a las ratios económicas de su sector en relación a las obligaciones de impuestos».

Hacienda alerta, asimismo, que dichos datos pueden ser usados como sospecha de riesgo fiscal si se detectan errores o inconsistencias en la información aportada, además de la declaración de ingresos de su actividad económica o en las declaraciones de IVA.

 

 

En la carta se ofrecen porcentajes de márgenes de la competencia, según destacan los expertos de una asesoría fiscal de pymes

Analizando la misiva, en ella aparecen porcentajes de márgenes brutos y netos del autónomo y la referencia media del sector. También aparece el porcentaje de los cobros con tarjetas de todo el sector y el contribuyente. Además, le informa de la cantidad de dinero acumulado en las cuentas bancarias.

Con todos estos datos, la AEAT asegura que realiza un conjunto de advertencias sobre obligaciones fiscales que pretenden mejorar el cumplimiento voluntario de las obligaciones de impuestos, avisando de actuaciones si se siguen detectando inconsistencias en los números presentados.

Todo este envío de cartas masivas se produce en plena campaña de la Renta, que arrancó a principios de abril y que finaliza el 1 de julio. Hacienda informa que tiene, desde 2016, todos los datos relativos y analiza los datos desde el 2017, ejercicio que puede afectar a la campaña de la Renta del 2018.

Fuentes del organismo aclaran que están trasladando estas cartas, enviándose a pymes dentro de los habituales controles sobre el IVA, y detallan que las medidas del sector que se proporcionan son únicamente «referencias».

Los autónomos denuncian coacciones y presiones por parte de Hacienda

El presidente de la Federación de Autónomos ATA, Lorenzo Amor, ha criticado las formas de la AEAT en comunicar que el autónomo debe declarar todos sus ingresos. Aunque es favorable a que cada trabajador conozca el estándar del sector, reconoce que no está de acuerdo «con las formas en las que Hacienda se dirige hacia él», opinando que «se coacciona al trabajador por cuenta propia como si defraudara».

Estos avisos de la AEAT, en carta, también se han producido para los contribuyentes que tienen bienes y viviendas en alquiler en el extranjero. También han recibido advertencias los particulares que han vendido o poseen criptodivisas en España, alrededor de 14.700 contribuyentes.

Durante la campaña de la Renta 2018, Hacienda ha enviado miles de cartas a los trabajadores por cuenta propia para que declaren todos sus ingresos al detalle. En las misivas, recibidas por autónomos y asesoría fiscal de pymes y recogidas por la prensa, que denuncian las coacciones y el tono en el que organismo se dirige a los trabajadores, se avisa de posibles sanciones si no se declaran con exactitud todos los ingresos.

A buen seguro ya sabes que poner en marcha y gestionar tu propio negocio no es una tarea fácil. Son tantas las cosas a las que tienes que atender que no siempre tienes tiempo para todo. Pero si tu negocio está en la capital, y cuentas con una gestoría en Madrid, hay trámites que te resultarán mucho más sencillos.

¿Por qué contratar una gestoría en Madrid?

Por muy bueno que seas en tu rama profesional no puedes saberlo todo. Y llevar un negocio implica tener que cumplir con obligaciones contables, fiscales e, incluso, laborales, si tienes empleados.

Son temas tan complejos que si te centras en ellos te acabarán quitando tiempo, y te descentrarás de lo que realmente importa, sacar adelante tu proyecto.

Lo mejor es que no te compliques la vida y dejes este tipo de actividades en manos de expertos. Externalizar la gestión de las laborales contables, tributarias y jurídicas te puede ahorrar muchas preocupaciones. Y lo que es todavía mejor, te permite poder dedicar tu tiempo y esfuerzo únicamente a tu trabajo.

Ventajas de trabajar con asesorías presenciales

Asesoramiento presencial, tradicional o personalizado, puedes llamarlo como quieras. En cualquier caso, se trata del servicio que prestan las asesorías que cuentan con una oficina.

Aunque las asesorías online se han popularizado en los últimos años, el sector, en Madrid, sigue estando dominado por las gestorías que tienen una sede física. Esto se debe a la gran cantidad de ventajas que tiene el servicio presencial frente al digital.

Asesoría en Madrid, ventajas de tener a tus asesores muy cerca

Tener un gestor de confianza

Cuando contratas los servicios de una gestoría tradicional se te asigna un gestor que se encargará de llevar todos los temas de tu negocio.

Esto promueve una relación de tú a tú no solo profesional, sino personal. Lo que facilita las comunicaciones y te permite tener confianza a la hora de resolver dudas. El trato directo, personalizado y confidencial solo se puede garantizar si de verdad conoces cara a cara a tu asesor.

Encuentras profesionales altamente especializados

En un mercado laboral cada vez más especializado, las asesorías también apuestan por la personalización. No todos los negocios son iguales, por lo que las gestorías presenciales pueden ofrecerte un trato totalmente personalizado y adaptado a las necesidades de tu empresa.

Los asesores están cada vez más especializados, y eso es una gran ventaja para los clientes de una asesoría.

 

Te puede intereasar  Aspectos importantes de tener la gestoría en Madrid

 

Acceso al asesor

Una última ventaja que no debes perder de vista es la accesibilidad. En el día a día de tu negocio pueden surgir asuntos que es urgente resolver, por lo que necesitas poder hablar inmediatamente con tu gestor y no estar pendiente de correos electrónicos.

Si conocer a tu asesor personal y poder acudir a él es útil cuando todo va bien, es todavía más importante que puedas hacerlo cuando algo va mal, y eso es algo que, a día de hoy, solo garantizan las asesorías de empresas con establecimiento físico.

Servicio clásico pero con la última tecnología

Trabajar con una asesoría física no implica que no puedas disfrutar de las ventajas de las nuevas tecnologías.

La mayoría de empresas de este tipo han encontrado el equilibrio perfecto entre atención presencial y atención online. Así puedes beneficiarte de lo mejor de ambas opciones.

Por ejemplo, puedes recibir en tu correo electrónico los modelos cumplimentados para cumplir con tus obligaciones con la Agencia Tributaria y, a la vez, puedes acudir a la oficina a hablar personalmente con tu asesor si necesitas que te explique algo sobre la liquidación de impuestos que ha realizado.

Como ves, todo son ventajas. Así que, si tu negocio está en la capital, deberías optar por contar con una asesoría en Madrid que te ayude cuando lo necesites.

Una asesoría fiscal tiene un papel muy importante en las sociedades modernas. Cada vez es mayor la dificultad de los trámites, de las gestiones y en general, de la burocracia. Pero ¿qué ocurre cuando dejamos todas estas funciones en manos de un profesional? La respuesta es que los beneficios son infinitos tanto para tu bolsillo, como para tu tiempo y calidad de vida.

La importancia de una asesoría fiscal

Un despacho fiscal siempre está al día de la actualización de cálculos, de la normativa y de los diferentes caminos que se pueden tomar en tributación. Una sola persona, rellenando un modelo, siempre sigue una vía que puede no ser beneficiosa para su caso concreto. Un asesor fiscal lo sabe. Por eso, te enumeramos a continuación la importancia de una asesoría.

1. El acceso a toda la normativa y conocimiento de exenciones

Cualquier actividad profesional, empresarial, así como las circunstancias personales que rodean a una persona física pueden cambiar la fiscalidad, incluso datos que crees sin importancia como que te mudes al municipio de al lado para trabajar o que tu vehículo tenga un consumo más beneficioso para el medio ambiente.

Todo el sistema normativo no solo es extenso, sino que, además, está en constante actualización. Un asesor fiscal está al día de todos los aspectos menos conocidos que pueden beneficiarte y al final, ¡se acaba notando! En definitiva, la fiscalidad va mucho más allá de rellenar formularios.

2. Asesoramiento laboral y contable

Este punto es el más importante a la hora de tener una contabilidad impecable. Tener cuidado con los plazos y con estar al día en la tributación es esencial, y eso se consigue mediante un buen asesoramiento laboral y contable. Una inspección con asientos erróneos puede generarnos muchos sustos que podríamos ahorrarnos.

Especialmente esto ocurre en materia laboral. No conocer la ley no exime de cumplirla, pero lo cierto es que la normativa laboral cambia demasiado: contratos que existen, nóminas, salarios, ayudas al empleo, despidos, etc. Es mejor tener la tranquilidad de que un experto lleve cada aspecto por ti.

Asesoría fiscal

 

3. Análisis de las empresas y recursos

La fiscalidad va más allá también de la tributación. Quien conoce la normativa sabe cuáles son los trucos para que un negocio fluya. Por eso las asesorías fiscales son importantes tanto en las buenas como en las malas. Además, el asesoramiento se traduce en tiempo y ¡el tiempo es dinero! A su vez, tampoco tendrás que invertir en softwares y sus respectivas actualizaciones, ni en programas de edición. Todo se concentra en los recursos humanos.

 

Te puede interesar Las 5 mejores gestorías en Madrid para pymes, empresas y autónomos

4. Ten todo a mano

Olvídate de los plazos o de tener cada papel en su lugar: formas mensuales, trimestrales, etc. Las asesorías fiscales actualizan todo por ti y te ayudan a tener todo a mano. ¿No encuentras los datos sobre el ejercicio fiscal de hace tres años? Tu asesoría te lo aportará en cinco minutos.

5. Confidencialidad y protección de datos

Un asesor guarda el secreto profesional y se preocupa por estar al día sobre la normativa de protección de datos en tributación. Los asuntos no salen de las paredes de la asesoría, ni se traspasarán a terceros. Además, en cuanto lo desees puedes acceder a tus derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición (ARCO) si quieres que toda la información sobre ti se elimine.

BKF Asesores tiene unos firmes principios de sencillez de trato, reducción de costes y expertos de cada materia. Además, ofrecemos a nuestros clientes un servicio íntegro, global y unificado. El objetivo principal es ofrecer planes que se adapten a cada necesidad de los clientes sin que estos tengan que contratar diferentes empresas para poder tener cubiertas todas sus necesidades.

¿Sabías que el fraude fiscal representa pérdidas superiores a los 40 millones de euros desde el 2010? Gran parte de esta cantidad es debida a cómo gestionan sus cuentas grandes empresas que utilizan empresas en el extranjero para reducir su carga impositiva. No obstante, en los últimos años, han aumentado los casos de errores provenientes de Pymes, en donde el protagonista en bastantes casos ha sido el error humano, o simple y llanamente que no han estado bien asesorados, o en manos de una asesoría fiscal que supiese bien la normativa y cuyo asesoramiento hubiese evitado la pertinente sanción.

Por tanto, y ya hablando del fraude fiscal, cerca de un 70% de ese fraude proviene de las empresas, las cuales, sin importar la causa directa, están incurriendo en un delito o infracción que puede resultar muy cara. Es por ello muy conveniente contratar los servicios de una gestoría que nos asesore, y que en definitiva se encargue de un trabajo del cual tienen un completo desconocimiento la mayor parte del personal de las pymes en España.

 

Veamos determinados puntos que deberíamos conocer:

  • Se considera delito cuando el fraude supera los 120.000 euros.
  • Se considera delito menor cuando la cuantía del fraude se encuentra entre los 50.000 y los 119.999 euros.
  • En caso de que el fraude sea por cuantías inferiores a las ya mencionadas, se implementarán sanciones administrativas.

 

Hay que tener en cuenta que existen sanciones que se pueden aplicar cuando el fraude excede los 600.000 euros, o cuando se haya intentado ocultar el causante del fraude por medio de paraísos fiscales u otro método.


Ahora bien, revisemos las diferentes penalizaciones existentes ante un fraude fiscal:

  • Básico: Un fraude de esta categoría tiene penalizaciones de entre uno a cinco años de prisión más multa, así como la prohibición al acceso a subvenciones, ayudas públicas y beneficios fiscales o de Seguridad Social, todo en un periodo de tres a seis años.
  • Agravado: Este tipo de fraude se castiga con prisión entre dos y seis años, más multa, y al igual que el fraude básico, con prohibición de beneficios, pero hasta un periodo de ocho años.
  • Subvenciones: El castigo es de cárcel de uno a cinco años más multa.

Ya viendo las implicaciones legales que trae consigo un fraude, es importante que como empresario tengas en cuenta que realizar correctamente los procesos fiscales debe ser una prioridad absoluta en tu empresa, ya que así podrás evitar sanciones administrativas y de gran cuantía que puedan afectar directamente tus proyectos y el alcance de los mismos.

 

Te puede interesar: La importancia de tener mi asesoría en Madrid

 

Ahora revisemos las ventajas que trae consigo una asesoría fiscal:

  • Abonar una menor cuantía en impuestos por el conocimiento de deducciones, política de amortizaciones…etc.
  • Gestionar y preparar las cuentas ante posibles inspecciones de Hacienda.
  • Asesorar sobre la implementación del IVA.
  • Realizar la declaración de la renta.
  • Solventar dudas sobre cuestiones de patrimonio.
  • Facilitar la constitución y la disolución de empresas, así como los protocolos a tener en cuenta de ser una empresa familiar.

Un punto a destacar es que las asesorías no son exclusivas de empresas, ya que también son útiles a la hora de brindar apoyo a quienes tengan dudas frente a la realización de su respectiva declaración de la renta.

Como conclusión, dejemos todo lo que se refiere a las cuentas de nuestras sociedades en manos de quienes tienen conocimientos sobre todo a lo que tributación se refiere. La asesoría fiscal en manos de una empresa que se dedique a ello nos ahorrará disgustos y sanciones.

La asesoría fiscal para pymes, ¿tan importante es el asesoramiento en esta materia para estar al corriente de pago de los impuestos que afectan a nuestra empresa?. ¿Necesitamos la intervención de un especialista en materia impositiva para tener una correcta dinámica de pago de impuestos en nuestras sociedades?. Estas cuestiones son muy habituales en los pequeños empresarios y dudan en invertir en esta materia. ¿Pago o no pago por este servicio?, se preguntan muchos. Pues bien, las respuestas pueden venir a través de dos preguntas: ¿conozco suficientemente todos los impuestos que pueden afectar a mi pyme?, ¿sé cómo gestionar la fiscalidad de mi sociedad?. Si la contestación es “no”, como será en la mayoría de los casos, la solución es que alguien me informe y me asesore acerca de toda la fiscalidad que afecte a mi empresa, tan fácil como eso. Me ahorraré disgustos y dinero.

 

Mantener un control generalizado de nuestras cuentas, mantener en orden la documentación que se va generando en todos los procesos administrativos que afectan a nuestra sociedad, o pagar los impuestos en sus plazos, forman parte de tareas que no tienen que ver con el trabajo que un pequeño empresario debe de desempeñar. Lo suyo será procurar que la empresa facture más, que los proveedores le cuesten menos, en definitiva, zapatero a tus zapatos.

 

Existe una creciente demanda de los servicios de asesoramiento fiscal básicamente para cumplir un objetivo concreto: solventar las distintas cuestiones fiscales que afectan al pequeño empresario, preocupado por cumplir con sus obligaciones en materia de impuestos y no verse metido en problemas con la temida Hacienda pública.

 

Te puede interesar: ¿Por qué es importante tener una buena asesoría financiera?

 

Emprendedores e impuestos

 

Emprendedores e impuestos

 

Si formas parte de una pyme la idea que te rondará es cómo llevar un orden sobre mi fiscalidad. Cada vez que un emprendedor toma la decisión de emprender y constituir un negocio, todo lo que rodea al pago de impuestos y a su gestión forma parte de una de sus primeras preocupaciones. De hecho, es la falta de conocimientos lo que termina desencadenando un problema, y sus consecuencias pueden llegar a ser graves. Con la contratación de un asesor consigues:

 

  • Garantizar el cumplimiento de las normas.
  • Se establece un orden objetivo y categorizado de la información tributaria de la empresa.
  • Se gestiona la toma de decisiones para el cumplimiento de nuestras obligaciones tributarias.

 

Conclusión concluyente: nuestra dedicación debe centrarse en hacer crecer nuestra pyme. Demasiadas dificultades ya tenemos en conseguir ese objetivo como para estar preocupándonos de si tengo que pagar este impuesto o este otro, y de tener una formación que me costará tiempo y dinero.

 

El Ministerio de Hacienda reitera que no existe una campaña general de inspección de la Agencia Tributaria sobre los donativos en colegios concertados. Simplemente se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio.

La deducción por donativos en el IRPF está regulada en el artículo 68.3 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en la Ley 49/2002 de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.

Los donativos que algunos padres realizan a fundaciones de colegios concertados serán deducibles en el IRPF si cumplen los requisitos legales. En casos puntuales, la Agencia Tributaria ha detectado que un donativo no era tal y ha exigido su regularización.

 

Deducción en el IRPF por donativos a colegios concertados

 

Te puede interesar: ¿Qué puede suceder durante una asesoría fiscal?

 

La regularización se produce cuando la Agencia Tributaria detecta una contraprestación por ese pago; es decir, cuando el supuesto donativo no tiene carácter voluntario y financia una actividad ordinaria del colegio que repercute en el alumno.

Por lo tanto, no se ha producido ningún cambio legal ni de criterio. La actuación de la Agencia Tributaria en este ámbito sigue siendo la misma que en los últimos años y, como no puede ser de otra manera, se exigirá la regularización cuando se detecte que un contribuyente se ha deducido como donación lo que en realidad es el pago por un servicio.

Esta problemática no afecta en nada a las deducciones fiscales vigentes en el IRPF que existen en el ámbito de la enseñanza en algunas comunidades autónomas.

A continuación, te mencionaremos algunas de las novedades fiscales de la Comunidad de Madrid aprobadas por la Ley 6/2018, de 19 de diciembre, de medidas fiscales

Impuesto sobre la renta de las personas físicas

  • Escala autonómica aplicable sobre la base liquidable general. Se reduce el tipo de gravamen marginal aplicable en el primer tramo pasando del 9,5 por ciento al 9 por ciento.
  • Deducción por acogimiento de mayores de 65 años y/o con discapacidad. Se incrementa la cuantía a 1.500 euros anuales
  • Deducción por gastos educativos
    • Se amplía la deducción al primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años).
    • Será deducible el 15 por ciento de los gastos de escolaridad satisfechos en centros escolares privados.
    • En caso de percibirse ayudas de la Comunidad de Madrid, tales ayudas deberán minorarse de la base de deducción.
    • Los padres o ascendientes podrán deducir hasta un máximo de 1.000 euros anuales.
  • Deducción por cuidado de hijos menores de tres años por la contratación de una o varias personas como empleadas de hogar para el cuidado de dichos hijos.
    • La deducción es del 20 por ciento de las cotizaciones con un límite de deducción anual de 400 euros. En caso de empleadores que pertenezcan a una familia numerosa la deducción es del 30 por ciento con el límite de deducción de 500 euros anuales.
    • Para la aplicación de esta deducción deben cumplirse los siguientes requisitos:
      • Estar dado de alta en la Seguridad Social como empleador de un hogar familiar y tener contratado y cotizar por una o varias personas por el sistema especial de Empleados de Hogar del Régimen General de la Seguridad Social.
      • La persona o personas contratadas tienen que prestar servicios en el hogar durante, al menos, 40 horas mensuales.
  • Deducción por inversión en la adquisición de acciones y participaciones sociales de nuevas entidades o de reciente creación
    • Se amplía el porcentaje de deducción con carácter general, del 20 al 30 por ciento de la inversión efectuada, así como el límite de deducción aplicable, que pasa de 4.000 a 6.000 euros anuales.
    • Además, en el caso de inversión en sociedades laborales (limitadas o anónimas) o cooperativas, así como en entidades creadas o participadas por universidades o centros de investigación, el porcentaje de deducción se eleva hasta el 50 por ciento de la inversión y el límite de deducción se incrementa hasta 12.000 euros anuales.

 

Conoce las novedades fiscales aprobadas por la Ley 6/2018

 

Te puede interesar: ¿Qué puede suceder durante una asesoría fiscal?

Impuesto sobre sucesiones y donaciones

  • Reducción por adquisiciones inter vivos

Se establece una reducción autonómica, aplicable en adquisiciones inter vivos, del 100 por ciento de la donación recibida, con un máximo de 250.000 euros, para donaciones entre parientes pertenecientes a los grupos I y II de parentesco, así como entre colaterales consanguíneos de segundo grado (hermanos) cuando el destino de la donación sea:

  • La adquisición de la vivienda habitual del donatario.
  • La adquisición de acciones y participaciones sociales en sociedades anónimas, de responsabilidad limitada, sociedades laborales (anónimas o de responsabilidad limitada) o cooperativas, que cumplan los requisitos establecidos para la deducción en el IRPF por inversión en la adquisición de acciones y participaciones sociales de nuevas entidades o de reciente creación.
  • La adquisición de bienes, servicios y derechos que se afecten al desarrollo de una empresa individual o de un negocio profesional.

 

A efectos del cómputo del límite de reducción, se computarán todas las donaciones recibidas del mismo donante, efectuadas con los mismos fines, en el plazo de tres años desde el devengo del impuesto.

Las cantidades recibidas deben destinarse a los fines indicados en el plazo de un año desde la donación y manifestarse dicho destino en el documento público en que se formalice la donación.

 

  • Bonificación en adquisiciones inter vivos y mortis causa entre parientes del grupo III
    • Se establece una bonificación aplicable a las adquisiciones, tanto inter vivos como mortis causa cuyo sujeto pasivo sea un pariente consanguíneo de segundo y tercer grado (hermano, tío o sobrino) del causante o donante. El porcentaje de bonificación es del 15 por ciento de la cuota en el caso de que el sujeto pasivo sea un pariente consanguíneo de segundo grado y del 10 por ciento en caso de que sea de tercer grado.
    • La bonificación sólo resultará de aplicación a la parte de la cuota correspondiente a los bienes y derechos adquiridos declarados por el sujeto pasivo en una declaración o autoliquidación presentada en plazo o fuera de plazo, pero, en todo caso, antes del requerimiento por parte de la Administración.

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

 

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

Modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas

  • Bonificación por adquisición de vivienda habitual por personas físicas
    • Se establece una bonificación del 10 por ciento.
    • La bonificación sólo resulta de aplicación cuando el valor real del inmueble sea igual o inferior a 250.000 euros.
    • La bonificación es incompatible con la aplicación del tipo impositivo reducido.

 

  • Bonificación por adquisición de bienes muebles y semovientes de escaso valor
    • Se establece una bonificación del 100 por ciento de la cuota por la adquisición de bienes muebles y semovientes cuyo valor real sea inferior a 500 euros.

 

  • Bonificación del arrendamiento de viviendas
    • Se establece una bonificación del 100 por ciento de la cuota por arrendamiento de viviendas que no se destinen al ejercicio de una actividad empresarial o profesional, siempre que la renta a satisfacer por el alquiler sea inferior a 15.000 euros anuales.
    • Como requisito formal se exige que el adquirente tenga copia del resguardo del depósito de la fianza en la Agencia de Vivienda Social o haya presentado denuncia por no haberse efectuado tal depósito.

 

Modalidad de Actos Jurídicos Documentados

  • Bonificación por adquisición de vivienda habitual por personas físicas
    • Se establece una bonificación del 10 por ciento de la cuota derivada del documento público que formalice la adquisición de una vivienda que vaya a constituir la vivienda habitual de una persona física.
    • La bonificación sólo resulta de aplicación cuando el valor real del inmueble sea igual o inferior a 250.000 euros

 

  • Bonificación por adquisición de vivienda habitual por familias numerosas
    • Se establece una bonificación del 95 por ciento de la cuota derivada del documento público que formalice la adquisición de una vivienda que vaya a constituir la vivienda habitual de una familia numerosa.
    • Como requisitos para la aplicación de esta bonificación se exige:
      • Que el sujeto pasivo sea titular de una familia numerosa.
      • Que el inmueble adquirido constituya la vivienda habitual de la familia.

Que, en caso de contar con una vivienda anterior, se proceda a la venta de dicha vivienda en el plazo de 2 años anteriores o posteriores a la adquisición de la nueva vivienda.