El Ministerio de Hacienda reitera que no existe una campaña general de inspección de la Agencia Tributaria sobre los donativos en colegios concertados. Simplemente se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio.

La deducción por donativos en el IRPF está regulada en el artículo 68.3 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en la Ley 49/2002 de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.

Los donativos que algunos padres realizan a fundaciones de colegios concertados serán deducibles en el IRPF si cumplen los requisitos legales. En casos puntuales, la Agencia Tributaria ha detectado que un donativo no era tal y ha exigido su regularización.

 

Deducción en el IRPF por donativos a colegios concertados

 

Te puede interesar: ¿Qué puede suceder durante una asesoría fiscal?

 

La regularización se produce cuando la Agencia Tributaria detecta una contraprestación por ese pago; es decir, cuando el supuesto donativo no tiene carácter voluntario y financia una actividad ordinaria del colegio que repercute en el alumno.

Por lo tanto, no se ha producido ningún cambio legal ni de criterio. La actuación de la Agencia Tributaria en este ámbito sigue siendo la misma que en los últimos años y, como no puede ser de otra manera, se exigirá la regularización cuando se detecte que un contribuyente se ha deducido como donación lo que en realidad es el pago por un servicio.

Esta problemática no afecta en nada a las deducciones fiscales vigentes en el IRPF que existen en el ámbito de la enseñanza en algunas comunidades autónomas.

A continuación, te mencionaremos algunas de las novedades fiscales de la Comunidad de Madrid aprobadas por la Ley 6/2018, de 19 de diciembre, de medidas fiscales

Impuesto sobre la renta de las personas físicas

  • Escala autonómica aplicable sobre la base liquidable general. Se reduce el tipo de gravamen marginal aplicable en el primer tramo pasando del 9,5 por ciento al 9 por ciento.
  • Deducción por acogimiento de mayores de 65 años y/o con discapacidad. Se incrementa la cuantía a 1.500 euros anuales
  • Deducción por gastos educativos
    • Se amplía la deducción al primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años).
    • Será deducible el 15 por ciento de los gastos de escolaridad satisfechos en centros escolares privados.
    • En caso de percibirse ayudas de la Comunidad de Madrid, tales ayudas deberán minorarse de la base de deducción.
    • Los padres o ascendientes podrán deducir hasta un máximo de 1.000 euros anuales.
  • Deducción por cuidado de hijos menores de tres años por la contratación de una o varias personas como empleadas de hogar para el cuidado de dichos hijos.
    • La deducción es del 20 por ciento de las cotizaciones con un límite de deducción anual de 400 euros. En caso de empleadores que pertenezcan a una familia numerosa la deducción es del 30 por ciento con el límite de deducción de 500 euros anuales.
    • Para la aplicación de esta deducción deben cumplirse los siguientes requisitos:
      • Estar dado de alta en la Seguridad Social como empleador de un hogar familiar y tener contratado y cotizar por una o varias personas por el sistema especial de Empleados de Hogar del Régimen General de la Seguridad Social.
      • La persona o personas contratadas tienen que prestar servicios en el hogar durante, al menos, 40 horas mensuales.
  • Deducción por inversión en la adquisición de acciones y participaciones sociales de nuevas entidades o de reciente creación
    • Se amplía el porcentaje de deducción con carácter general, del 20 al 30 por ciento de la inversión efectuada, así como el límite de deducción aplicable, que pasa de 4.000 a 6.000 euros anuales.
    • Además, en el caso de inversión en sociedades laborales (limitadas o anónimas) o cooperativas, así como en entidades creadas o participadas por universidades o centros de investigación, el porcentaje de deducción se eleva hasta el 50 por ciento de la inversión y el límite de deducción se incrementa hasta 12.000 euros anuales.

 

Conoce las novedades fiscales aprobadas por la Ley 6/2018

 

Te puede interesar: ¿Qué puede suceder durante una asesoría fiscal?

Impuesto sobre sucesiones y donaciones

  • Reducción por adquisiciones inter vivos

Se establece una reducción autonómica, aplicable en adquisiciones inter vivos, del 100 por ciento de la donación recibida, con un máximo de 250.000 euros, para donaciones entre parientes pertenecientes a los grupos I y II de parentesco, así como entre colaterales consanguíneos de segundo grado (hermanos) cuando el destino de la donación sea:

  • La adquisición de la vivienda habitual del donatario.
  • La adquisición de acciones y participaciones sociales en sociedades anónimas, de responsabilidad limitada, sociedades laborales (anónimas o de responsabilidad limitada) o cooperativas, que cumplan los requisitos establecidos para la deducción en el IRPF por inversión en la adquisición de acciones y participaciones sociales de nuevas entidades o de reciente creación.
  • La adquisición de bienes, servicios y derechos que se afecten al desarrollo de una empresa individual o de un negocio profesional.

 

A efectos del cómputo del límite de reducción, se computarán todas las donaciones recibidas del mismo donante, efectuadas con los mismos fines, en el plazo de tres años desde el devengo del impuesto.

Las cantidades recibidas deben destinarse a los fines indicados en el plazo de un año desde la donación y manifestarse dicho destino en el documento público en que se formalice la donación.

 

  • Bonificación en adquisiciones inter vivos y mortis causa entre parientes del grupo III
    • Se establece una bonificación aplicable a las adquisiciones, tanto inter vivos como mortis causa cuyo sujeto pasivo sea un pariente consanguíneo de segundo y tercer grado (hermano, tío o sobrino) del causante o donante. El porcentaje de bonificación es del 15 por ciento de la cuota en el caso de que el sujeto pasivo sea un pariente consanguíneo de segundo grado y del 10 por ciento en caso de que sea de tercer grado.
    • La bonificación sólo resultará de aplicación a la parte de la cuota correspondiente a los bienes y derechos adquiridos declarados por el sujeto pasivo en una declaración o autoliquidación presentada en plazo o fuera de plazo, pero, en todo caso, antes del requerimiento por parte de la Administración.

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

 

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

Modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas

  • Bonificación por adquisición de vivienda habitual por personas físicas
    • Se establece una bonificación del 10 por ciento.
    • La bonificación sólo resulta de aplicación cuando el valor real del inmueble sea igual o inferior a 250.000 euros.
    • La bonificación es incompatible con la aplicación del tipo impositivo reducido.

 

  • Bonificación por adquisición de bienes muebles y semovientes de escaso valor
    • Se establece una bonificación del 100 por ciento de la cuota por la adquisición de bienes muebles y semovientes cuyo valor real sea inferior a 500 euros.

 

  • Bonificación del arrendamiento de viviendas
    • Se establece una bonificación del 100 por ciento de la cuota por arrendamiento de viviendas que no se destinen al ejercicio de una actividad empresarial o profesional, siempre que la renta a satisfacer por el alquiler sea inferior a 15.000 euros anuales.
    • Como requisito formal se exige que el adquirente tenga copia del resguardo del depósito de la fianza en la Agencia de Vivienda Social o haya presentado denuncia por no haberse efectuado tal depósito.

 

Modalidad de Actos Jurídicos Documentados

  • Bonificación por adquisición de vivienda habitual por personas físicas
    • Se establece una bonificación del 10 por ciento de la cuota derivada del documento público que formalice la adquisición de una vivienda que vaya a constituir la vivienda habitual de una persona física.
    • La bonificación sólo resulta de aplicación cuando el valor real del inmueble sea igual o inferior a 250.000 euros

 

  • Bonificación por adquisición de vivienda habitual por familias numerosas
    • Se establece una bonificación del 95 por ciento de la cuota derivada del documento público que formalice la adquisición de una vivienda que vaya a constituir la vivienda habitual de una familia numerosa.
    • Como requisitos para la aplicación de esta bonificación se exige:
      • Que el sujeto pasivo sea titular de una familia numerosa.
      • Que el inmueble adquirido constituya la vivienda habitual de la familia.

Que, en caso de contar con una vivienda anterior, se proceda a la venta de dicha vivienda en el plazo de 2 años anteriores o posteriores a la adquisición de la nueva vivienda.

Para nadie es un secreto todo lo que hoy en día significa y afecta el proceso de globalización en el que estamos, y lo conectados que estamos entre poblaciones muy diversas. La inmediatez, la masificación de la producción, la digitalización y la automatización de procesos son tan solo algunos de los aspectos determinantes en esta nueva era, y como podemos imaginar, la fiscalidad no es una excepción. A continuación, te daremos a conocer la incidencia de dichos cambios en los procesos fiscales. Toma nota.

El pasado cinco de marzo se llevó a cabo en Madrid el XV Foro de Fiscalidad Internacional Deloitte Legal, el cual estuvo enfocado básicamente en reconocer, analizar y debatir sobre los retos, novedades y soluciones en el sistema tributario actual, en relación con la llegada de las nuevas tecnologías, las modificaciones protocolarias y la globalización de los contextos.

 

Te puede interesar: ¿Cómo te puede ayudar una asesoría jurídica?

 

Para entender la incidencia de los puntos mencionados anteriormente fue necesario echarle un ojo al contexto al que está enfrentando la fiscalidad española, su desarrollo y sus posibles complicaciones.

El debate se centró en la llegada del Instrumento Multilateral, el mecanismo de resolución y anticipación de conflictos, el impuesto sobre los derechos digitales y, finalmente, el papel de las empresas ante el cumplimiento o imposición de sus obligaciones.

Veamos entonces algunas de las conclusiones a las que se llegaron durante la jornada:

 

  1. Iniciativas bien recibidas: Aunque el Instrumento Multilateral es relativamente novedoso, se han generado muchas interrogantes alrededor de los beneficios que puede tener el momento de alinear los sistemas fiscales internacionales. Ante dicha situación, los expertos afirman que cualquier iniciativa cuyo fin sea la cooperación en cuanto al cumplimiento de los estándares en materia fiscal siempre será bien recibida.

 

  1. ¿Instrumentos conflictivos?: Nos remitimos nuevamente al Instrumento Multilateral. Como ya hemos mencionado, su aplicación ha sido cuestionada, aunque con una predisposición a su desarrollo. Por lo anterior, las dudas en el foro sobre su posible conflictividad en el área fiscal no se hicieron esperar. La respuesta a este cuestionamiento derivó en tratar de entender dicho instrumento como una medida cuyo objetivo está en brindar soluciones concretas a problemas específicos; por lo tanto, los posibles conflictos que puedan surgir a partir de su aplicación no tienen un origen en el mismo. Esto nos lleva a la tercera conclusión…

 

  1. Complicaciones de la globalización: Tal y como veníamos diciendo, el instrumento no es el eje de las complicaciones futuras, sino que es más un tema de contexto. En este orden de ideas se puede entrever que existen varias causas del infortunio fiscal: la complejidad, la globalización y la diversidad de contextos jurídicos, y la adopción descontrolada de medidas unilaterales defensivas en cada país.

 

Incidencia de la globalización en los procesos fiscales

 

Con lo anterior, ¿qué queremos decir? Pues bien, cuando los Estados no llevan a cabo regulaciones homogéneas y unidas frente a los cambios, los instrumentos de control y sus efectos pierden su efectividad entre países. La globalización permite derribar las fronteras físicas, pero todo depende del nivel de entendimiento entre las naciones y su capacidad para adaptarse a los nuevos retos.

 

  1. Fuerza jurídica: Otro de los aspectos que ha dado que hablar a lo largo del desarrollo del foro fueron los litigios fiscales dentro de la directiva europea; por lo que se llegó a la conclusión que las resoluciones que en este organismo se den pueden facilitar las gestiones en empresas, ya que se amplía su aplicación y arbitraje; sin embargo, como en muchos otros aspectos gubernamentales y jurídicos, siempre hace falta un poco más de fuerza a la hora de llevar a cabo su aplicación.

 

  1. El papel de las nuevas tecnologías: El uso óptimo de la tecnología puede traer consigo múltiples ventajas, entre ellas, el mejorar la gestión del tiempo, el análisis de datos, y las valoraciones de riesgos. De igual modo, se estima que su uso podría contribuir considerablemente a facilitar la relación entre países, estableciendo una mayor seguridad jurídica y un intercambio de información empresarial y contributiva de calidad.

 

¿Economía digital?: Asumir que la digitalización está presente en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida hoy en día establece sin duda un buen punto de  partida para entender algunos de los planteamientos de la OCDE en su documento publicado el 13 de febrero. Terminología como el de economía digital empieza a tomar cada vez más fuerza…veremos hacia donde evolucionamos.

Naturalmente, toda compañía debe cumplir con una serie de obligaciones fiscales, laborales, contables y jurídicas para mantenerse bajo el marco legal puntual del país donde ésta opera, de modo que no caiga en complicaciones judiciales. No obstante, es innegable lo intrincada que puede llegar a ser la red normativa internacional y nacional que afectan el funcionamiento de las compañías. Claro está que, si éstas cumplen puntual y adecuadamente, no solo se mantendrán libres de traspiés sino que gozarán de beneficios frente a la competencia.

 

Te puede interesar: ¿Qué beneficios me puede reportar un gestor fiscal?

 

Siendo conscientes del vertiginoso crecimiento empresarial del que la capital española ha sido testigo durante las últimas décadas, resulta apenas obvia la necesidad de contar con firmas especializadas en la asesoría y gestoría integral que toda compañía necesita para funcionar adecuadamente bajo las regulaciones del Estado en la mano.

Ahora, cabe mencionar que las mejores firmas de gestorías en Madrid ofrecen servicios que se extienden a las cuatro necesidades legales principales de toda compañía las cuales, anteriormente mencionadas, son fiscales, laborales, contables y jurídicas.

Para comprender cómo se puede beneficiar tu compañía gracias al soporte de un competente y experto equipo de asesores y gestores, a continuación, veremos las diferentes áreas de acción de dichas firmas para garantizar el buen desarrollo de la legalidad en las empresas.

 

Aspectos importantes de tener la gestoría en Madrid

 

Gestoría fiscal

Las compañías deben presentar informes periódicos sobre su estado financiero a organismos como Hacienda, así como el pago de impuestos y amortizaciones, altas y bajas, cálculos de cuotas, deducciones y aplicaciones contables, entre otras cosas.

Sin embargo, teniendo en cuenta la larga lista de obligaciones fiscales que una empresa debe de cumplir, no resulta extraño que muchos necesiten la asesoría de un experto para identificar tales condiciones legales, así como para llevar a cabo el cumplimiento de las mismas y, como es lógico, comunicarlas a los entes correspondientes (internos y externos).

Entre los servicios más destacados de una gestoría fiscal, podemos encontrar:

  • Estudio de nuevas oportunidades de negocio.
  • Planeación para reestructuraciones en pro de la optimización.
  • Actualización constante en materia de legislación que afecte a la empresa.
  • Representación legal frente a distintas entidades.

Gestoría laboral

Por otro lado, las empresas no solo deben cumplir con obligaciones externas, sino que también tienen la obligación de mantenerse en regla con todos los asuntos referentes a sus empleados y la manera en que se opera internamente.

Es decir, es recomendable que cualquier organización establecida, nueva y en crecimiento, debe cumplir con un gestor laboral que asesore y lleve a cabo tareas como la confección de contratos, cumplimiento con los seguros sociales, salarios, jubilación o partes de baja, entre otras.

Una firma de gestoría en Madrid debe garantizar, pues, que entre su equipo se encuentren economistas y abogados laboralistas capaces de:

  • Llevar a cabo el cumplimiento de tareas burocráticas.
  • Reducir los gastos de la empresa para ajustarse a las necesidades la misma y, así, incrementar los beneficios.
  • Hacer cumplir por ambas partes (empleado y empleador) las leyes de relación laboral.
  • Tramitar seguros sociales, nóminas y demás transacciones competentes de la empresa.

 

Gestoría contable

La gestoría contable, como su nombre lo indica, consiste en la creación y revisión constante de libros contables, así como la optimización de recursos financieros, identificación de posibles pérdidas o errores, así como la comunicación de planes en pro de un crecimiento económico inteligente.

A su vez, la gestoría contable se encarga de la facturación anual y la preparación de cuentas, así como de la representación frente a entidades financieras como bancos, notarías, Registro de Propiedad y Mercantil, además de otros organismos públicos.

 

Gestoría jurídica

Finalmente, la gestoría jurídica se encargaría de la asesoría y estructuración de los elementos necesarios para que la compañía cumpla con sus obligaciones legales en todas las ramas de Derecho.

De modo que un experto en gestoría jurídica debe estar al tanto de las actualizaciones en cuanto a toda la normativa se refiere, así como la dependencia y subordinación de leyes, con el objetivo de prevenir movimientos nada convenientes para la empresa.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, los gestores externos se han convertido en un soporte muy importante para pequeñas y medianas empresas, que obviamente no tienen la capacidad de tener dentro de su plantilla a profesionales que den a sus empresas soporte en materia laboral, jurídica, contable y laboral. Externalizar estos servicios se convierte en algo imprescindible, si es que queremos hacer las cosas bien en nuestras sociedades.

Todo empresario al mando de la administración de una compañía es consciente de la importancia de permanecer en buena armonía con los organismos y administraciones públicas. En muchos casos, claro está, no es necesario ser un experto para resolver determinadas situaciones, pero es evidente que cumplir las normas es una obligación de toda sociedad mercantil que no quiera tener un problema serio.

Por tal motivo, tanto empresas de gran envergadura, como pymes, deben dejar todos los aspectos referentes a la normativa fiscal a una asesoría fiscal en Madrid, si es que las empresas residen en la capital. Pues esta disciplina consiste en la guía de empresarios y administradores en materia de impuestos, inspecciones, amortizaciones, aplicaciones contables, cálculo de cuotas, deducciones, altas y bajas, entre muchos más.

Una buena asesoría fiscal, además, no solo se enfoca en la realización de dichas labores para las fechas puntuales de cierre contable (como es habitual), sino que promueve una planeación a corto y largo plazo que permite proyectar a las empresas a futuro y ver cómo se alcanzan los objetivos o qué ajustes se deben hacer para ello.

Cabe mencionar que la labor de un asesor fiscal no debe ser confundido con el de un gestor, dado que se trata de un profesional encargado de llevar a cabo auditorías que le permiten conocer el estado general de la compañía e informar a los involucrados bajo el ideal de proponer la toma de decisiones inteligente basado en datos reales. A su vez, y para comprender a fondo lo que sucede durante una asesoría fiscal, a continuación, te presentamos el listado con las tareas puntuales de un asesor fiscal:

 

¿Qué puede suceder durante una asesoría fiscal?

 

Asesoramiento y proposición de oportunidades comerciales

Antes de que un asesor se ponga manos a la obra, es fundamental que éste conozca a fondo, de modo que se puedan tomar decisiones y dar consejos en materia de alternativas de financiación, aportes de sociedades y rentabilidad de la empresa, entre otras cosas.

 

Plan de trabajo con enfoque en la reestructuración

En dado caso que una reestructuración empresarial, una asesoría fiscal es ideal para apoyar y guiar el proceso de formación de aportes al capital, sociedades, fusiones y rupturas, etc. Con esto, el objetivo del asesor fiscal recae en la importancia de que el equipo directivo conozca y cuente con total control sobre la nueva estructura.

 

Seguimiento de procesos fijos por la Administración

Como hemos mencionado anteriormente, en muchas oportunidades las empresas pueden quedar algo rezagadas con sus obligaciones fiscales dado lo numerosas que a veces éstas pueden llegar a ser. No obstante, las mejores firmas de asesoría fiscal en Madrid y en toda España cuentan con el conocimiento para ahondar y descubrir cuáles fueron las últimas aportaciones realizadas a las entidades correspondientes y, a su vez, ello abre las puertas de una actualización legal correcta.

 

Representación legal

Cuando se presentan complicaciones legales u otras situaciones que requieran de la presencia de un representante experto de la compañía frente al ente pertinente (generalmente las oficinas de Hacienda o Comunidades Autónomas), las mejores firmas de asesoría fiscal en Madrid delegan a un miembro de su equipo capaz de llevar adecuadamente el proceso de su cliente, así como solucionar cualquier necesidad.

 

Estudio y valoración del estado financiero

A partir de la creación de los informes pertinentes, el asesor fiscal puede identificar detalladamente el estado financiero de la compañía, con el fin de proporcionar la información suficiente al cliente quien, con esta información como base, puede proceder con operaciones como la fusión o la venta de la empresa.

 

Asesoría en sociedades internacionales

Si estás interesado en expandir tu empresa a un espectro internacional, el apoyo de una firma de asesoría fiscal puede permitirte conocer información relacionada con legislaciones, convenios y tratados en materia de obligaciones tributarias, así como beneficios de los cuales puedes sacar provecho.

 

Te puede interesar: ¿Son necesarios los juzgados especializados para las asesorías en Madrid?

 

Para resumir, la asesoría fiscal no solo te permite mantener a tu empresa completamente actualizada con respecto a sus obligaciones legales, sino que también es fundamental para conocer el estado financiero de ésta de manera documentada, alcanzar una toma de decisiones inteligente y llevar un mejor control de todos los procesos que suceden bajo su abanico de actividades.

Un gestor fiscal es un profesional que da soporte y conocimiento en el área fiscal, y que realiza la gestión del cumplimiento de las obligaciones impositivas de cara a la administración tributaria, tanto a personas jurídicas como a personas físicas.

Aunque lo que conocemos de manera generalizada como gestoría en Madrid, y en el resto del país, tiende a estar relacionado con la externalización de servicios, también cabe mencionar que la gestoría fiscal también puede ser aplicada a personas autónomas con importantes actividades económicas.

Sin embargo, un error común está en confundir a un gestor con un asesor, por lo que, a continuación, podemos decir que, para evitar tal equívoco es bueno tener en cuenta que la gestoría trata aspectos más amplios en materia administrativa de la empresa, mientras que las asesorías se encargan del acompañamiento y asesoramiento fiscal, contable y laboral.

 

Qué beneficios me puede reportar un gestor fiscal

 

Teniendo esto en cuenta, pues, podemos entrar un poco más en detalle y mencionar las funciones puntuales que abarca una gestoría fiscal:

  • La realización de procedimientos tributarios como la presentación de impuestos a la Agencia Tributaria, o en la Administración pública fiscal del país.
  • La administración de los procesos laborales y su fluctuación. Es decir, trámites como el alta o baja de trabajadores, o contrataciones, así como el control salarial, junto a las presentaciones de los seguros sociales.
  • El apoyo directo en la gestión de la contabilidad y la facturación de la empresa.
  • La tramitación y asesoramiento para la adquisición de softwares de facturación, al igual que para su posterior administración.
  • La gestión de los elementos necesarios para la constitución de nuevas empresas.
  • El control y diligencia de dadas de alta o de baja de entes autónomos frente a la empresa.
  • La administración de todas las ayudas y subvenciones públicas y privadas.
  • Funcionar como la figura representativa de una empresa o un autónomo en temas oficiales y legales ante la administración pública.

Adicionalmente, las gestorías brindan apoyo directo a la tramitación de otros elementos como herencias, licencias varias de la administración, extranjería, e incluso la resolución de multas de tráfico, entre otros servicios.

Este extenso abanico de servicios tiene cabida porque la gestoría fiscal, a diferencia de la asesoría, se encuentra mucho más regulada. O sea, para ser gestor es fundamental contar con acreditaciones universitarias avaladas en Derecho, administración y dirección de empresas o económicas. De igual modo, para poder ejercer el oficio de gestor, se requiere ser parte del Colegio de Gestores Administrativos, el cual, en el caso puntual de España, está dividido de modo regional y provincial. En cuanto al nivel nacional, el ente regulador es bien conocido como el Consejo General de los Gestores Administrativos de España.

Lo anterior reafirma el porqué los asesores únicamente tienen acceso al apoyo en áreas fiscales, laborales y contables.

No obstante, y a pesar de lo que normalmente se pueda creer, la gestoría no dista demasiado de la asesoría, pues con la calidad profesional de hoy en día, es muy probable encontrarnos con asesores fiscales que ofrecen servicios de asesoría, así como los asesores pueden llegar a hacer el papel de gestores (siempre y cuando cuenten con las acreditaciones necesarias).

 

Te puede interesar: Importancia de hacer un proceso de gestoría fiscal

 

Cada concepto tiene sus peculiaridades y es importante conocer las funciones de cada uno, así como su enfoque para adquirir el servicio más acorde con los objetivos de la empresa o la persona. Es decir, un gestor cuenta con más capacidades prácticas para el cliente, mientras que la asesoría se especializa en el acompañamiento y guía para empresas y autónomos.

A lo largo de los últimos tres años se han generado muchas tensiones en las relaciones entre la Asociación Española De Asesores Fiscales (AEDAF) y los tres niveles de poder del Estado,. Según palabras del vocal de la AEDAF, Javier Gómez Toboada, es una situación con una clara “incertidumbre en la seguridad jurídica fiscal” respaldada por un estudio realizado por la institución.

La inseguridad jurídica que aqueja a las empresas que forman parte de las asesorías en Madrid, y  del resto de España, obedece a los siguientes argumentos:

  • A lo largo de los últimos cincuenta y cinco años se han alcanzado tal grado de “hiperproducción” de normas que se puede promediar la publicación de una nueva ley cada semana. Esto en lo que concierne al poder legislativo.
  • En cuanto a las potestades del poder Ejecutivo, es del todo descabellado la cantidad de modificaciones que se han producido en materia que afecta a administraciones estatales, autonómicas y locales.
  • Por último, Gómez Toboada, arremete contra las irregularidades funcionales del poder judicial, afirmando que hay una evidente discrepancia de criterios entre los tribunales superiores de justicia de cada región, la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional y la Corte de Luxemburgo.

 

juzgados especializados para las asesorías en Madrid

 

Además, más allá de los argumentos de la AEDAF anteriormente mencionados, también se conocen casos puntuales que aún aguardan por una resolución en firme, y eso habiendo transcurridos veintidós años. Esto no hace más que incrementar el desasosiego jurídico que todo esto genera.

La principal incertidumbre sin embargo recae, en un mayor grado, en el modus operandi basado en los recursos y las demandas, donde los participantes pueden llegar a perder alrededor del 50% de los casos. Esto sumado a que, puntualmente, se pueden obtener resultados en contra del 40% por vías económicas y administrativas, y un 30% adicional cuando se alcanza la etapa del juicio. De hecho, se estima que incluso el 84% de las administraciones regionales pueden llegar a perder sus causas.

Por otro lado, el vocal de la Asociación Española De Asesores Fiscales afirma que dicha actuación administrativa resulta más que cuestionable, pues ésta mantiene colapsada la función de los juzgados ya que, según la ley, las actuaciones oficiales se consideran completamente legítimas hasta que la justicia se oponga.

Es basándose en esta problemática por lo que la AEDAF propone la integración de juzgados especializados alrededor de toda la temática tributaria, con el objetivo de procesar gradualmente la importante cantidad de temas fiscales que actualmente son tratados por tribunales (en algunos casos) excedidos, y cuyo enfoque dista de la materia en cuestión. Asimismo, José Ignacio Alemany; actual presidente de la Asociación, comenta que este tipo de entidades especializadas son comunes en el resto de países europeos, y afirma que, además de la implementación de los mencionados juzgados, también es necesaria la formación de un organismo independiente en materia fiscal.

 

Te puede interesar: ¿Qué beneficios puedo obtener de una asesoría fiscal?

 

En cualquier caso, la petición de la Asociación Española De Asesores Fiscales debe ser atendida en un proceso relativamente largo, donde se evalúan los documentos presentados y sus argumentos, pues más allá de los notables beneficios que puede haber con la imposición de una reforma fiscal, cabe mencionar que ello puede traer elementos de riesgo para el orden actual. Un ejemplo de todo esto podrían ser las estimaciones de recaudación de las deducciones de los dividendos que generan las filiales en el extranjero.

¿Cuántas personas han tenido la amarga experiencia de enfrentarse a una sanción administrativa por no declarar sus impuestos conforme a la ley? Si eso ocurre sin duda estamos ante un problema que deberíamos haber evitado. Es por lo anterior por lo que queremos contarte las ventajas que tiene el acompañamiento profesional en temas fiscales.

Es un deber, y compromiso ineludible de toda sociedad, presentar periódicamente las declaraciones tributarias sin retrasos ni errores. Y para que esto se cumpla sin dilaciones hay que dejar la gestión de tus impuestos en manos de profesionales.  Por lo tanto, para garantizar la correcta ejecución de dicha responsabilidad, es necesaria una asesoría fiscal en Madrid, si tienes tu domicilio social ahí.

La asesoría fiscal es todo el acompañamiento objetivo sobre los procesos tributarios, declaraciones fiscales, y análisis y presentación de impuestos y obligaciones tributarias. Las ventajas que trae consigo dicha orientación se centra en la realización correcta de todo el proceso en pro de la claridad financiera de las empresas. Revisemos algunas de ellas:

Entendimiento de los sistemas tributarios

Cada país tiene sus formas, leyes, impuestos, periodos de pago y sanciones para aquellos que, bien por negligencia, omisión, o desconocimiento, incurren en errores graves que terminan costando muy caros.

En España, por ejemplo, el sistema tributario que tenemos es bastante complejo. Todos los residentes de nuestro país tienen la obligación de declarar sus ingresos, independientemente de sus niveles de beneficios obtenidos por rentas, trabajos, intereses bancarios, propiedades, pensiones, jubilaciones, u otros tipos de recursos monetarios obtenidos en el ejercicio fiscal.

Es por ello que la asesoría de un experto garantiza un entendimiento total del funcionamiento de los procesos y sistemas tributarios, ya que dentro de sus deberes está el conocimiento completo de las normas vigentes a nivel nacional. Cuando se entienden los protocolos se pueden desarrollar de una manera optimizada todos los ajustes y presentaciones fiscales.

 

Entendimiento de los sistemas tributarios

 

Proceso de pago de impuestos

El Estado elabora un protocolo de pagos que debe seguirse al pie de la letra. Aunque en primera instancia parece un proceso sencillo de ejecutar las cosas tienden a complicarse en los cálculos y especificaciones, por ello una oportuna asesoría fiscal puede convertirse en elemento imprescindible de cara a no cometer errores. Es más, la ayuda de un buen asesor nos puede llevar a que la cantidad a abonar sea bastante más baja.

Por ejemplo, si ganas por debajo de los niveles establecidos para las retenciones, no estás obligado a pagar al fisco, pero debes emitir tu declaración en un tiempo determinado, guardar las planillas y respaldarlo todo con documentos provenientes de bancos, empresas donde se prestó algún servicio y otras entidades que garanticen la veracidad de la declaración.

Si se es extranjero, pero residente en el país, deben conocerse los tipos de ingresos que son gravados por los impuestos nacionales y cuales no; los montos y los porcentajes a ser retenidos, y además, se deberá cumplir con una serie de requisitos para lograr, a mediados del año siguiente, quedar libre del temor de no haber entendido o aplicado las fórmulas pertinentes en la presentación de las diferentes planillas creadas para satisfacer al sistema tributario. 

¿Y si soy autónomo?

Cuando el trabajador es autónomo también se deben cumplir obviamente un protocolo de pagos, tan enrevesado como minucioso y detallista.

Muchas veces, por el volumen de trabajo o por el desconocimiento de leyes que regulan los impuestos, los autónomos obvian el asesoramiento y terminan pagando multas y perdiendo tiempo en recopilación de documentos, realizando cálculos y enmarañándose de tal modo, que ven afectados su rendimiento en el trabajo y, por ende, sus ingresos. 

Facilidades para pequeños empresarios

Existen los propietarios individuales de empresas cuyo pago se realiza por módulos u otras formas diferentes. Es tal la complejidad que en muchas ocasiones se ven obligados a generar pagos, aún sin ingresos, con obligaciones confusas, en las cuales es requerimiento indispensable la presencia de un experto que ayude a desentrañar estas complicaciones que significan el tener que conocer todo el proceso fiscal y llevarlo a cabo sin omisiones ni errores.

Te puede interesar: ¿Qué valor añadido me ofrece una gestoría en Madrid?

Por todo ello, contar con una asesoría fiscal en Madrid es una gran ventaja que puede contribuir a mermar tus preocupaciones, asegurándote el generar los pagos adecuados a la hora de hacer frente a los impuestos. Si deseas mayor información no dudes en contactarnos.

En cuanto has tomado la determinación de crear una empresa y buscas que esta crezca de manera estable con el paso del tiempo, y que además se formalice, debes asegurarte de que se cumplan todas las tareas a cabalidad, especialmente aquellas que tratan de la organización administrativa, contable, laboral y fiscal, tareas que, en la mayoría de las ocasiones, requieren de un tercero para que se encargue de hacer todo el proceso de gestoría en Madrid, pues de esta manera podrás asegurar que todos los procesos queden realizados de manera correcta.

Llevar a cabo una buena gestoría fiscal de tu empresa te permitirá tener control sobre cada una de las cuestiones legales, tanto en el pago oportuno de impuestos como en la gestión y manejo de los ingresos y egresos. Estas gestorías en Madrid, al ser llevadas por un buen asesor fiscal, o revisor fiscal, te ayudará a mantener tranquilidad y seguridad sobre posibles fugas económicas, pues esto asegurará la estabilidad de tus bienes y de tus ingresos.

Las constantes modificaciones que hacen a las leyes que rigen a las empresas, obligan a que estas estén respaldadas por un buen equipo de gestoría en Madrid, ya que los asesores fiscales estarán siempre al tanto de las nuevas exigencias legales y, además, podrán resolver, de manera inmediata, todas las inquietudes y dudas fiscales que tengas en tu empresa, especialmente cuando se trata de todo lo que trata sobre el sistema tributario de la nación, como el IVA, el IRPF, los impuestos sobre sociedad, etc., asuntos legales que se presentan en el día a día de los empresarios.

 

Importancia de hacer un proceso de gestoría fiscal

 

Para clarificar las funciones que realizan tras una gestoría en Madrid, a continuación, te compartiremos un par de ellas:

  • Asistencia y representación legal para los contribuyentes ante el sistema tributario.
  • Analizar las actividades jurídico-tributarias de las empresas, con el fin de dar soluciones a las necesidades legales.
  • Revisar el buen uso de los ingresos y egresos de las empresas, acorde a los regímenes tributarios vigentes.
  • Mantener al día los intereses legales de los contribuyentes acorde a las solicitudes legales vigentes.
  • Planificación fiscal de la transmisión de bienes y derechos de los contribuyentes.
  • Asesoramiento de las reestructuraciones en las empresas para contar con el control total de la nueva figura de la empresa, en caso de ser necesario.
  • Valoración y asesoría sobre el estado financiero de las empresas, con el propósito de tomar decisiones útiles como posibles fusiones o ventas.
  • Asesoramiento ante una posible internacionalización, permitiendo conocer las leyes tributarias y convenios que se exigen en otros países.

Para concluir, un proceso de gestoría fiscal en Madrid te ayudará a tener en tus manos el buen manejo del presupuesto, y a llevar a cabalidad el cumplimiento de las leyes nacionales, regionales o globales, según sea el caso. De esta manera podrás mantenerte al tanto de las condiciones tributarias para no incurrir en pérdidas por desconocimiento, disfrutando de beneficios que ayudarán a la estabilidad de tu empresa sin dejar de lado las responsabilidades fiscales.

 

Te puede interesar: Motivos para realizar una declaración de renta con un experto

 

En BKF Asesores reconocemos que el proceso de gestoría en Madrid puede llevar tiempo y presentar complejidades, así que puedes dejar la asesoría en nuestras manos mientras te dedicas a mantener el concepto de tu marca al día. Si quieres obtener más información al respecto, no dudes en contactarnos.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua, RAE, tiene tres acepciones para la palabra gestionar. La primera de ellas está referida a “Llevar adelante una iniciativa o un proyecto“; la segunda está orientada a: “Manejar o conducir una situación problemática” y, la tercera, a “Ocuparse de la administración, organización y funcionamiento de una empresa, actividad económica u organismo” y de esto se encarga una gestoría.

Mejor administración

Las empresas, corporaciones y autónomos en el libre ejercicio de su profesión, necesitan de gestores que les eviten pérdidas en el manejo de sus recursos, en el pago de sus impuestos, en las relaciones laborales y en la aplicación de leyes fiscales. Para ello debe conocer la idoneidad de estos expertos, la experiencia adquirida, bien como individuos o como parte de empresas dedicadas a estos manejos.

Múltiples funciones

Una gestoría se encarga, en primer lugar, de tramitar todo lo relacionado con la constitución de una empresa. Debe conocer y manejar la adquisición y presentación de los documentos para formarla, generar los pagos correspondientes y la vigilancia de la secuencia necesaria en estos casos.

Su papel también se enmarca en todo lo relacionado con el manejo de la contabilidad, la emisión y seguimiento de ingresos y las salidas de recursos. Para ello debe estar capacitada en la organización de sistemas adaptados a los requerimientos legales señalados por los organismos públicos, tanto nacionales como provinciales.

 

¿Qué valor añadido me ofrece una gestoría en Madrid?

 

Pagos de impuestos

De igual forma, un gestor debe encargarse del pago de impuestos y otros trámites tributarios. Para ello las personas que realicen esta labor deben estar debidamente capacitadas y formadas para presentarle al cliente toda una gama de opciones que lo lleven a ajustarse a lo estipulado en las leyes, eso sí, siempre procurando que esa adaptación sea lo menos gravosa posible.

Manejo del personal

El elenco de sus atribuciones no queda ahí. También en las gestorías se tramita lo relacionado con la contratación del personal, sus relaciones de trabajo, beneficios y términos sobre los cuales se realizarán las labores estipuladas por la empresa, pago de sueldos y salarios, y todo lo relacionado con las relaciones entre el trabajador y la empresa.

Los contratos de autónomos, los términos de los pagos por sus servicios, las formas de entrega de sus trabajos y todos los demás procedimientos relacionados con estos profesionales también requiere de gestorías.

Ante organismos púbicos

Como estas empresas deben estar capacitadas desde el punto de vista legal para atender a sus clientes en estos requerimientos, el papel de la gestoría incluye la representación de la empresa ante los organismos de la administración pública, bien sea de tipo central, provincial o municipal.

Ayudas y donaciones

De igual forma debe atender a la empresa en todo lo relacionado con las donaciones, patrocinios, subvenciones y ayudas canalizadas hacia instituciones públicas, privadas o hacia particulares o comunitarias.

Como conclusión,  sería muy conveniente la contratación de una gestoría en Madrid, si es en esta comunidad donde reside tu sociedad. Aunque hoy en día las comunicaciones online son muy frecuentes no dejan de tener su importancia las reuniones presenciales para tratar de vislumbrar las mejores opciones en la política de gestión de la propia empresa. Estamos hablando de la parte más vital de una sociedad. Se puede tener una facturación que nos llene de satisfacción y cubra todas nuestras expectativas, pero si todo ello no lo tenemos bien gestionado el desenlace podría ser muy desagradable. Y en este aspecto la labor de una gestoría que nos dé soporte y conocimientos es absolutamente primordial. No lo dudes.