Recientemente ha entrado en vigor el registro obligatorio de la jornada laboral efectiva de trabajo, que obliga a todos los empleados a fichar a la entrada y salida de su centro laboral. Esta norma viene regulada por el Real Decreto Ley 8/2019 de 8 de marzo. Pero su aplicación ha provocado muchas dudas tanto en los empresarios como en sus trabajadores. Por todo ello, vamos a explicarte qué es la jornada laboral efectiva.

Concepto de jornada laboral efectiva

En líneas generales te diremos que se entiende por jornada laboral el tiempo diario (también puede expresarse en semanas o meses) que el trabajador dedica al desarrollo de su actividad profesional. Por tanto, no te habrá resultado difícil adivinar que la jornada efectiva es el tiempo neto que el trabajador dedica a la actividad laboral, descontando periodos de descanso u otros como, por ejemplo, viajes para visitar a clientes, pausas para el café o salidas a fumar. Vamos a repasar contigo todas estas situaciones.

1. Desplazamientos para ver a clientes de la empresa

Para cuestiones como esta, el Ministerio de Trabajo ha editado una guía que trata de responderlas. Y, al tiempo, sirve como instrucciones a la Inspección para que sepa como actuar y también a los profesionales del ámbito laboral. Además, en lo que a esta circunstancia afecta, la jurisprudencia ha dictado que esos viajes deben considerarse parte de la jornada de trabajo.

Y lo mismo sucede con desplazamientos para hacer una reparación. Piensa, por ejemplo, en un fontanero que va a un domicilio para reparar una fuga. El viaje hasta ese lugar se considera parte del tiempo efectivo de trabajo.

 

Concepto de jornada laboral efectiva

 

Caso distinto es el de los desplazamientos del trabajador desde casa a la empresa y a la inversa. Estos no se consideran parte de esa jornada laboral, como por otra parte parece lógico.

En cuanto a si esas salidas deben quedar anotadas en el registro del que antes te hablábamos, la propia guía del Ministerio dice que no es necesario.

2. Pausa para el café

En sentido estricto, debes saber que salir a tomar un café o hacerlo en las áreas de descanso de la empresa no es parte del tiempo de trabajo efectivo y el empresario puede exigir al trabajador que recupere ese tiempo. Cosa distinta es que la dirección de la empresa lo haga o no. De hecho, casi siempre se permiten esas pausas. Tampoco es necesario registrar estas salidas y entradas del centro de trabajo.

 

También te va a interesar: Nueva normativa sobre el registro de la jornada laboral. Soluciones

3. Salir a fumar

Otro tanto puede decirse de las salidas a fumar de los trabajadores. Ese tiempo no se considera parte de la jornada laboral. Pero las empresas no suelen exigir que se recupere, con más razón aún si tienes en cuenta que se trata de plazos de tiempo muy breves. Una vez más, te interesará saber que estas salidas no tienen que quedar registradas.

4. Parada para comer

Muchas empresas tienen jornada continúa. Pero, si esta supera la hora de la comida, están obligadas a permitir a sus trabajadores la parada para comer. De hecho, siempre que una jornada laboral supere las seis horas, el empleador tiene la obligación de facilitar a sus empleados un descanso de quince minutos como mínimo. No obstante, depende de cada convenio fijar si ese tiempo se considera de trabajo efectivo o no.

En conclusión, el concepto de jornada laboral efectiva ha despertado controversias últimamente debido a la obligatoriedad de registrar las entradas y salidas del trabajo. Por nuestra parte, esperamos haberte ayudado a entender mejor todo lo relativo a ella y haberte aclarado las dudas que pudieras tener.

España es uno de los países en los que se producen mayores violaciones de derechos laborales y, además, de forma reiterada. La Confederación Internacional de Sindicatos ha criticado la forma en la que se aplican los servicios mínimos, que son abusivos y en ciertas huelgas y cuentan con el objetivo de restar intensidad. En una asesoría laboral podemos ayudarte a proteger tus derechos laborales.

La explotación laboral en España

En la publicación del índice mundial de derechos laborales, España es un país que no ha quedado en muy buen lugar. Los países en dicho índice se clasifican en niveles del 1 al 5, siendo del grupo 1 los países en los que no suele haber problemas con la vulneración de derechos laborales y del grupo 5 aquellos países donde apenas hay derechos. Normalmente, estos son aquellos en los que también hay un conflicto militar.

España es del grupo 2, lo cual implica que sufrimos ataques reiterados a los derechos laborales por parte de empresas y gobiernos. Por tanto, es uno de los países en los que la Confederación considera que la lucha por la mejora de nuestras condiciones ha cesado. En este mismo grupo se encuentran países como Portugal, Rusia o Japón.

Sectores económicos donde existen peores condiciones

La explotación laboral grave se ha generalizado en la Unión Europea en los últimos años. Uno de los principales problemas es que le hemos prestado una atención escasa, tanto al problema como a sus efectos adversos. Además, la importancia también radica en que uno de cada cinco expertos nacionales reconoce a la agencia que ven más de dos casos por semana de explotación laboral grave.

 

La explotación laboral en España

 

Los sectores económicos donde más se producen son en el agrícola, en el hotelero, en los servicios de catering, en la construcción, en el trabajo doméstico, en la pesca y en el hotelero, con especial mención de los camareros de planta. Así lo señalan expertos como personal de apoyo a las víctimas, fiscales o jueces. Asimismo, se ha llegado a señalar que el problema es ya endémico.

Grupos de mayor riesgo

El índice que hemos señalado no muestra un total número de personas que sean objeto principal de la grave explotación laboral, ni tampoco la fuerza que estos representan. Lo que sí podemos ver es que el problema, aunque afecta a todos, se da con mayor frecuencia en extranjeros de terceros países que se trasladan a la Unión Europea, y a nacionales que se van a otro estado miembro (inmigración intraeuropea).

 

También te va a interesar: El mayor sindicato mundial censura a España por vulnerar derechos laborales

 

Es difícil saber qué grupo se encuentra con un riesgo mayor, ya que ambos tienen mucho peso. No obstante, en los que se dan las formas más peligrosas de explotación, que incluso a veces acaban llevando a la esclavitud o a la servidumbre es en los extranjeros que proceden de terceros países, que están fuera de la Unión Europea.

A su vez, no todo es la procedencia. Muchas veces también podemos sufrir abusos laborales según las diferencias de ingresos que tengamos, así como los costes de vida a nivel general. Aunque la explotación afecta a países que se han visto azotados más fuerte por la crisis económica, también estamos en riesgos de ser explotados en aquellos lugares en los que el nivel de ingresos es mayor y la situación laboral más atractiva.

En conclusión, en España estamos en riesgo de sufrir explotación laboral grave. Pero el problema no desaparece tampoco yéndonos a otro país de la Unión Europea, pues la inmigración intraeuropea también es un factor de riesgo. En una asesoría laboral te podemos ayudar a gestionar la lucha por tus derechos laborales.

El absentismo laboral es un problema recurrente para las empresas por los millones de euros que se pierden cada año. Lo cierto es que hay una problemática diversa en función del territorio, de los sectores de actividad o de la edad de los trabajadores. Una asesoría de empresas te informa acerca del aumento en 2018, que ha disparado las cifras a récords históricos.

El aumento de los costes del absentismo laboral en el año 2018

El año 2018 ha sido récord en absentismo laboral, puesto que se ha alcanzado el 5,3 % sobre el total de horas pactadas, superando el máximo histórico del año 2009. Si hay algo que destaca es el aumento exponencial de las contingencias comunes y el hecho de que el coste total asciende a 85.140,2 millones de euros.

El problema del absentismo laboral es serio porque afecta directamente a la competitividad de las empresas. En el caso de las PYMES, puede ser dramático por los costes añadidos que implica. Por otra parte, no has de olvidar que el talento en ocasiones no se puede medir en las horas de trabajo que se pierden, de manera que nos encontramos ante una situación difícil de calcular.

El absentismo puede ser por bajas de contingencias comunes o, en otros casos, no justificado. La inmensa mayoría de las ocasiones este absentismo está, en principio, justificado por un facultativo en base a una enfermedad. Los resultados de 2018 son el resultado de un informe consensuado entre Adecco y la Universidad Carlos III,

El absentismo por territorios

Existen grandes diferencias en función del lugar y hay algunos territorios que destacan por la cantidad de horas no trabajadas al año. La comunidad con más absentismo es el País Vasco (125,5 horas al año), seguida por Navarra y Asturias. En la otra cara de la moneda encontrarás a Baleares (43,6 horas al año), seguida de Andalucía y Castilla-La Mancha.

 

El aumento de los costes del absentismo laboral en el año 2018

 

La media de horas no trabajadas asciende a 87 anuales por trabajador. De hecho, hay más de 753.000 trabajadores contratados que no han hecho una sola hora en 2018.

El absentismo por sector de actividad

La ausencia al puesto de trabajo también varía en función del sector de actividad. El sector industrial marca las cifras más altas, un 5,6 %, seguido de los servicios con un 5,4 % y la construcción con el 3,6 %. Ahora bien, dentro de cada sector de actividad también hay determinadas diferencias que es bueno tener presentes.

 

También te va a interesar: El absentismo laboral, esa lacra

 

Como principio general, las actividades más marcadas por el absentismo son las industrias extractivas (mineria) y las que están vinculadas al sector público. La otra parte es que el absentismo en sectores como la hostelería es mucho más bajo.

El absentismo por edades

La lógica del absentismo responde a un cierto esquema que es el de que, a mayor edad, más horas perdidas de trabajo, sobre todo en el grupo de las personas mayores de 55 años. La diferencia con los menores de 24 años en horas no trabajadas es de un 194 % en hombres y un 223,6 % en mujeres. También hay que señalar que las incapacidades por contingencias comunes son mayores en las personas jóvenes, pero eso se debe a que no pueden adelantar la jubilación.

Conclusión

La asesoría de empresas te puede ayudar a la hora de conocer mejor la incidencia de los procesos de incapacidad laboral o las consecuencias del absentismo prolongado. Contar con información siempre es importante, y mucho más en este caso, así que te interesa saber lo que BFK Asesores te puede ofrecer.

Actualmente, querer contratar a tu hijo para que te ayude con el negocio siendo autónomo es una realidad. No obstante, hay requisitos que debes tener en cuenta. Una asesoría de autónomos te ayudará a los trámites que necesitas para elegir la mejor modalidad.

Contratación de un hijo por parte del autónomo: ¿cómo funciona?

Si eres un trabajador autónomo puedes contratar a tu hijo, sin embargo, debes tomar en consideración si tu hijo es mayor o menor de treinta años y si vive o no contigo. Si tu hijo es menor de 30 años y convive contigo, siendo tú el autónomo principal, y además, depende de ti económicamente, lo puedes contratar.

Si bien, debe contratarse como trabajador por cuenta ajena que no tenga derecho a su prestación por desempleo. Si por otro lado, tiene derecho a la prestación por desempleo, se puede contratar como autónomo colaborador. En este último caso, deberá demostrarse la falta de convivencia y la independencia económica.

Más aspectos a tener en cuenta según la edad del hijo

Hay otras veces que deseamos contratar a nuestros hijos con un horario asignado, como asalariados y con una retribución económica. En estos casos ¿puedes contratar a tu hijo siendo autónomo? ¿Cómo puedes hacerlo?

Aquí también debemos tener en cuenta la edad del hijo según sea mayor o menor de 30 años. Si es menor de 30 años, es posible que contemples un contrato de trabajo, conviva o no contigo, por cuenta ajena. En el caso de que ya tenga los 30 años, entonces deberéis presentar una declaración que esté firmada por ambos. Esto se debe a la relación familiar que os une.

Además, se deberá incluir la categoría profesional, los horarios, la cuantía de la retribución y los datos que vayan a resultar necesarios. En este contrato, solo habrá ventajas para la jubilación y la incapacidad, ya que no cotizará para los casos de desempleo.

 

Contratación de un hijo por parte del autónomo

 

En el caso de que tu hijo tenga más de 30 años, aunque sí se tendrá que dar de alta en el régimen especial de autónomos (RETA), podrás recibir una bonificación. Esta será del 50 % en la cuota a lo largo de 18 meses, si bien deberá tratarse de un alta nueva.

Asimismo, esta última ventaja también se puede aplicar a cónyuges y ascendientes, así como otros parientes hasta segundo grado. En caso de que no se den las condiciones que te hemos explicado, el autónomo colaborador tendría que pagar toda la cuota. Aunque en el caso de los hijos, puedes beneficiarte de la reducción.

Requisitos para contratar a un hijo en régimen general en casos especiales

Si eres autónomo y quieres contratar a tu hijo en régimen general, hay varios requisitos que la Seguridad Social te va a solicitar. Hasta ahora te hemos especificado que puedes contratar a tu hijo menor de 30 años en régimen general sin importar que conviva contigo y salvo que no tenga derecho al desempleo.

 

También te va a interesar: Asesoría fiscal, ¿la necesitan los autónomos?

 

Hay un supuesto especial que debemos resaltar, y es que esta excepción mencionada es aplicable en ciertos casos para los hijos que sean mayores de 30 años. Para ello, deberán tener más difícil su inserción en el mercado laboral, por lo que normalmente se dará en los casos de discapacidad de entre el 33 y el 65 %.

Si bien es cierto, que existe jurisprudencia que ha avalado este tipo de contratos reconociendo el derecho al desempleo al tener horarios, sueldo fijo y recibir órdenes de trabajo, lo cual implica que ya no depende de ti económicamente.

En conclusión, la contratación de un hijo si eres autónomo es posible. Sin embargo, siempre recomendamos una asesoría de autónomos para tener actualizada cada gestión y facilitar el proceso.

La nueva norma sobre el registro laboral ha pillado por sorpresa a muchas personas. El objetivo es controlar el exceso de horas y los abusos que se produjeran, pues al 48 % de los trabajadores que hicieron horas extras no se las pagaron y por tanto, no cotizaron en la Seguridad Social. Por tanto, es doblemente perjudicial: para el trabajador, que acudía a la asesoría laboral en busca de ayuda, y para las instituciones públicas.

La nueva ley sobre el control horario: qué es y a quién afecta

El gobierno realizó un Real Decreto Ley (RDL) el pasado marzo, con el que daba a las empresas dos meses para implantar un sistema eficiente de control de horas. Se pretende que se cumplan las horas del contrato exactamente, calcular correctamente las horas extraordinarias y controlar los descansos: tanto en la jornada como tras la jornada (que no pueden ser menores de 12 horas). Pero ¿sabes a quién le afecta realmente?

Supuestos exentos de la ley

La ley sigue teniendo el problema de ser ambigua y darse a interpretaciones. No obstante, en cuanto a quién se le aplica, debes saber que no te afectaría en los siguientes casos: si eres autónomo, personal de alta dirección, deportista profesional, artista en espectáculos públicos, personal doméstico, abogado (siempre que trabajes para un bufete) o trabajador que ya tenga un régimen específico (como los de la marina mercante, transporte de tren o camión, jornada parcial o cooperativa).

Soluciones de la nueva normativa del registro de horas laborales

El RDL impone un control de las horas de trabajo. Por tanto, la ley impone que el empresario tenga un sistema eficiente de control para luchar e intentar acabar con la precariedad laboral. A continuación, te contamos las medidas que se exigen y cómo se desean implantar.

Medidas exigidas

Se exige que se registre la jornada laboral completa y conservar el registro durante cuatro años. Las medidas deben estar disponibles para trabajadores, enlaces sindicales, inspecciones de trabajo y Seguridad Social. En caso de que se incumplan, las multas irán de 626 a 6.250 €.

Si tienes una jornada flexible, probablemente estés aquí preguntándote por tu caso. Pues la ley, en estos casos, se centra en el cómputo global. Así, tu jornada se debe registrar aunque se use un sistema distinto y no diario. En cuanto al teletrabajo, también debe ser registrado, pues telemáticamente hay posibilidad de registrar la jornada laboral.

Implantación en muchas empresas

Son muchas las empresas que no han sabido cómo gestionar en tan poco tiempo estos aspectos. Lo que sí ha indicado la ministra es que no basta con una hoja de Excel, que la comprobación del fichaje debe ser efectiva. Si eres empresario y no sabes cómo adaptar la norma, desde una asesoría laboral podrás obtener soluciones fáciles que no requerirán que adoptes grandes cambios.

Las claves que debes tener en cuenta si quieres adaptar tu empresa son: contar de verdad con una iniciativa real que muestre tu actitud por querer adaptarte a la norma. De este modo, evitarás ser multado en las primeras inspecciones de trabajo mientras buscas medidas más eficaces de control de horario.

A su vez, debes buscar softwares de control de horas que puedan asegurarte que estás al día con esta normativa. Por último, preocúpate de pactar con los enlaces sindicales algunas de esas medidas idóneas para llevar a cabo el control del fichaje de horas.

En definitiva, la nueva normativa ha dejado muchas dudas debido a su ambigüedad y a lo rápido que ha llegado para implantarse, hasta el punto de sorprender a todos: trabajadores y empresarios. Por eso, ante la duda de su desarrollo, y del cumplimiento de la ley te recomendamos contar con tu experto de la asesoría laboral

Si tienes una empresa o eres un autónomo con empleados seguramente te haya llevado de cabeza, últimamente, el tema del registro horario de la jornada. Sin embargo, podrías evitarte este tipo de problemas si contaras con una asesoría laboral.

Cambios, cambios y más cambios

El pasado 12 de mayo entró en vigor el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Estableciendo la obligatoriedad para las empresas y los autónomos con trabajadores de llevar un registro de las horas trabajadas por sus empleados.

Lo que quizá no sepas es que existen excepciones y hay trabajadores respecto a los que no se aplica, ni que el registro se puede hacer de diferentes maneras o que hay un plazo de dos meses para adaptarse a la normativa.

Y esto es solo un ejemplo. Si tienes empleados, ya te habrás dado cuenta de que los cambios en la legislación laboral son algo frecuente.

Bastante complicado es llevar un negocio adelante como para encima tener que estar al tanto de todos los cambios legales.

Sin embargo, seguro que eres consciente de que cumplir con la legalidad en materia laboral es fundamental para preservar los derechos de tus trabajadores y para no recibir una sanción. ¿Qué puedes hacer entonces?

La solución más práctica y sencilla es que contrates a profesionales especializados en temas de normativa laboral y te olvides del problema.

 

Te puede interesar: Asesoría laboral, su importancia ante los constantes cambios normativos

 

Ventajas de contar con una asesoría laboral

 

Tener trabajadores implica que, mensualmente, hay que hacer una serie de gestiones como elaborar las nóminas y pagar las cuotas de la Seguridad Social. Y a ello hay que sumar otras actividades frecuentes como la contratación y las altas y bajas en la Seguridad Social.

Por si estas tareas no fueran ya complicadas de llevar a cabo para el empresario, tenemos que añadir que, cada vez que la legislación cambia, hay que hacer más gestiones.

Si a eso le sumas que también tienes que llevar la contabilidad, cumplir con las obligaciones fiscales o hacer labores de marketing entre otras cosas, al final no te queda tiempo para atender tu negocio.

Pero he aquí la gran ventaja de la asesoría laboral. Si cuentas con los servicios de profesionales especializados en el ámbito de la legislación laboral dejas atrás las preocupaciones con respecto a la situación de tus trabajadores, ahorrando a la vez mucho tiempo.

Con una asesoría laboral:

– Reduces los riesgos para ti y para tus trabajadores derivados de un incumplimiento de la normativa laboral. Te aseguras de que tu empresa siempre está al tanto en el cumplimiento de la legislación laboral.

– Mejoras la gestión y la eficiencia de la empresa, al poder dedicarle más tiempo a tu negocio.

– Puedes ahorrar dinero, ya que tu asesor puede ayudarte a encontrar fórmulas que reduzcan los gastos. Por ejemplo, optando por hacer contratos que tengan algún tipo de bonificación.

 

En las buenas y en las malas

 

Para un empresario es fundamental contar con un buen asesor en cualquier momento, pero mucho más cuando las cosas comienzan a complicarse.

En el desarrollo de una relación laboral pueden surgir problemas entre empresario y trabajador, y en este tipo de situaciones el especialista también puede aconsejarte. Es más, en las asesorías suelen contar con abogados especializados en derecho laboral, por lo que pueden encargarse de la representación legal en caso de que el conflicto llegue a la vía judicial.

Como ves, con una asesoría laboral todo son ventajas tanto en los buenos como en los malos momentos. Si quieres cumplir con la legalidad y olvidarte de preocupaciones, es la mejor alternativa para tu negocio.

 

La legislación laboral se mantiene en constante cambio y actualización, un ejemplo de ello es el Registro de la Jornada de Trabajo que entrará en vigor el próximo doce de mayo y que fue aprobada el pasado tres de abril por la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados. Dicha norma busca el fortalecimiento de la protección social y la disminución de los índices de precariedad laboral en relación a la jornada de trabajo. Básicamente, se trata de que los empleados fichen tanto en la entrada como en la salida de sus centros de trabajo para poder controlar que efectivamente se cumplen sus contratos de trabajo en cuanto a la jornada laboral reflejada en los mismos se refiere.

Puede ocurrir, como va a ser efectivamente en un gran número de casos, que no veas la forma de implementar dicha normativa y ajustarla a tus procesos administrativos; bien, ese simple desconocimiento se podría traducir a futuro en un incumplimiento legal punible. Entonces, ¿cómo evitar situaciones que pongan en riesgo la legalidad en tu empresa? Esta respuesta, como otras que atañen a la normativa de este tipo, pueden ser resueltas por una asesoría laboral que te dé las distintas variantes a la hora de afrontar dicha normativa.

 

Ahora bien, ¿qué obligaciones se deben cumplir en tu empresa según la reforma?

 

  • Garantizar el registro del horario laboral, especificando el horario impuesto de inicio y de finalización de la jornada de cada empleado.
  • Registrar, ordenar y documentar el registro, ya sea por medio de un acuerdo colectivo o una decisión del empresario bajo consulta previa con los respectivos representantes de los trabajadores.
  • Conservar los registros durante un periodo de cuatro años, además de dejarlos a disposición de los trabajadores, los representantes legales y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

De igual modo, se establece como infracción grave la no aplicación adecuada de las normas establecidas, lo que conlleva a una sanción que puede ir desde los 626 euros, en caso de infracción leve, hasta los 6.250 euros.  Es importante saber que su aplicación es obligatoria en todas las empresas, sin importar su tamaño o sector económico.

 

Te puede interesar: ¿En qué consiste una asesoría laboral y para qué te puede ayudar?

 

Tal y como os recomendábamos anteriormente la aplicación de la normativa y una buena asesoría laboral deberían ir de la mano. Como empresario debes tener en cuenta la importancia de mantenerte al tanto de la actualidad, y esta nueva normativa, así como otras que vayan saliendo a la luz mediante el nuevo gobierno que salga fruto de las pasadas elecciones, deben ser tenidas en cuenta por todos los administradores de sociedades para no incurrir en equivocaciones que nos supongan infracciones de la Administración Pública.

¿Abogado laborista o asesoría laboral?

 

En el ámbito laboral podemos encontrar dos perfiles que nos ayuden en determinados momentos, dependiendo de la problemática en cuestión que tengamos. Los abogados laboralistas debemos utlilizarlos para casos puntuales. Entre sus competencias están:

  • Explicar y asesorar acerca de los derechos de los empleados y empleadores.
  • Revisar la aplicación de leyes.
  • Asesorar en litigios, mediaciones o negociaciones.
  • Otorgar representación legal ante juzgados.
  • Sus deberes se centran en la defensa y respaldo de derechos, ya sea del empleador o del trabajador.

Por otro lado, tenemos las asesorías laborales, las cuales no solo guían a los empleadores en la aplicación de leyes, políticas y normas en sus empresas, sino que también hacen un análisis, guía y seguimiento de todo lo concerniente al campo laboral de manera constante y personalizada. La asesoría laboral traerá consigo entre otras competencias:

  • Guía de la aplicación de normas.
  • Realización de auditorías laborales.
  • Manejar y estructurar el manejo de nómina, liquidaciones, subvenciones y bonificaciones en los contratos de trabajo.
  • Revisión de impuestos, IVA y aplicación del IRPF en las nóminas.

Ten presente siempre que los temas legales en relación al empleo afectan a las empresas y empleados de forma generalizada, por lo que es sumamente importante entender los aspectos que los conforman y sus incidencias a futuro.

Las asesorías jurídicas se han encontrado con numerosas consultas por parte de empresas ante la sentencia del Tribunal Supremo en lo que respecta a las indemnizaciones laborales ante despidos de interinos. Este, en una sentencia con bastante polémica de por medio, ha establecido que para empleados interinos no se deberá abonar indemnización alguna cuando venza su interinidad.

Hay que destacar que dicha decisión viene forjándose desde un tiempo atrás. El contexto y las sentencias acerca del estatus de trabajo que un interino debe tener entre el Tribunal Supremo y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se remontan a septiembre de 2016. Revisemos un poco el contenido:

Como comienzo de todo este asunto nos debemos remontar al año 2016. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dio a conocer su posición frente al marco laboral español, afirmando que éste discriminaba a los empleados temporales e interinos con respecto a los empleados con contrato fijo. Cabe recordar que dicha discriminación hacía referencia a los doce días de los temporales frente a los veinte, si el despido era procedente, o treinta y tres si era improcedente dicho despido, que tienen los empleados fijos, y la no existencia de indemnización alguna con respecto a los contratados de manera interina.

 

Te puede interesar: ¿Cómo te puede ayudar una asesoría jurídica?

 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha tenido que corregir su postura en varias ocasiones afirmando, por ejemplo, en junio de 2018, que cabe la discriminación entre el despido de empleados fijos y temporales, corrigiendo su postura inicial y ocasionando cierta incertidumbre en el mercado laboral. Posteriormente aclararía que el interino seguiría sin derecho a indemnización y que el empleado temporal continuaría con sus doce días.

Por último, es importante tener constancia que la sentencia dictada en 2016 por parte de la Unión Europea fue incorporada tanto por juzgados como por Tribunales Superiores de Justicia en todo el ámbito judicial español. A pesar de ello tememos que esto aún no termina aquí. Veremos si hay vueltas de tuerca, seguramente las habrá, en la regulación del marco laboral español, y si nos encontramos con divergencias entre distintos ámbitos jurídicos, o lo que es lo mismo, entre Tribunal Supremo de ámbito español y Tribunales vinculados a la Unión Europea.

Asesoría laboral, un tipo de servicio ante el que siempre tenemos ciertas dudas. ¿Merece la pena asesoramiento en esta materia?, ¿es importante recibir este tipo de asesoramiento?. Pues bien, la nueva legislación española en relación a las medidas de relación laboral trae consigo retos que deberán ser solventados por nuestras empresas; a continuación, te daremos a conocer algunos puntos a tener muy en cuenta.

 

En lo poco que llevamos de 2019 hemos sido testigos de cambios en normas de orden jurídico y laboral. Trataremos tres de las modificaciones más destacadas:

 

Te puede interesar: La importancia de la asesoría laboral en Madrid

 

 

1. Aumento del SMI:

 

El nuevo salario mínimo interprofesional ha quedado establecido en 900 euros al mes brutos, en catorce pagas. Un aumento del más del veinte por ciento con respecto al anterior. Como diría un andaluz, “vaya tela”. Dicho aumento cambia las reglas del juego en los convenios colectivos, entre otros, pues estos ya no podrán establecer una cuantía inferior a la mencionada; y de igual modo, los valores funcionarán como módulo de fijación de los complementos salariales.

 

Así pues, para consolidar los protocolos financieros que esta modificación trae consigo, los empresarios podrán hacer uso del Real Decreto 28/2018, en el cual se establecen algunas normas que pueden aliviar las confusiones por medio de la habilitación legal de la cobertura de las disposiciones reglamentarias que pueden llegar a desvincular el incremento referente a las normas no estatales y a los negocios jurídicos de naturaleza privada.

 

2. Fin al contrato indefinido de apoyo a emprendedores:

 

Los expertos afirman que el éxito ponderado de este tipo de contratos tendrá una repercusión no muy significativa en el empleo; por otra parte, su derogación establecerá el fin de los periodos de prueba que se tenían estimados, los cuales iban hasta un año de duración.

 

3. Porcentaje de recargo a la Seguridad social en contratos temporales:

 

En la nueva normativa se procederá a elevar las cuotas empresariales hasta en un 40% en contratos temporales de muy corta duración. Con esto se busca incrementar la recaudación en el sistema de seguridad social, disminuir la cantidad de contratos de corta duración y, en los ya existente, garantizarles a los trabajadores su respectiva protección social.

 

En definitiva, estamos en periodo electoral, y de aquí saldrá un nuevo gobierno que traerá en su mochila sus propias recetas de índole laboral. Las distintas normativas que se legislen, y sus consecuencias, tendrán que influir en nuestra toma de decisiones. Pero para tomar decisiones acertadas debemos estar bien asesorados, porque de ahí dependerán en buena parte unos buenos resultados de nuestras sociedades….

 

Naturalmente, toda compañía debe cumplir con una serie de obligaciones fiscales, laborales, contables y jurídicas para mantenerse bajo el marco legal puntual del país donde ésta opera, de modo que no caiga en complicaciones judiciales. No obstante, es innegable lo intrincada que puede llegar a ser la red normativa internacional y nacional que afectan el funcionamiento de las compañías. Claro está que, si éstas cumplen puntual y adecuadamente, no solo se mantendrán libres de traspiés sino que gozarán de beneficios frente a la competencia.

 

Te puede interesar: ¿Qué beneficios me puede reportar un gestor fiscal?

 

Siendo conscientes del vertiginoso crecimiento empresarial del que la capital española ha sido testigo durante las últimas décadas, resulta apenas obvia la necesidad de contar con firmas especializadas en la asesoría y gestoría integral que toda compañía necesita para funcionar adecuadamente bajo las regulaciones del Estado en la mano.

Ahora, cabe mencionar que las mejores firmas de gestorías en Madrid ofrecen servicios que se extienden a las cuatro necesidades legales principales de toda compañía las cuales, anteriormente mencionadas, son fiscales, laborales, contables y jurídicas.

Para comprender cómo se puede beneficiar tu compañía gracias al soporte de un competente y experto equipo de asesores y gestores, a continuación, veremos las diferentes áreas de acción de dichas firmas para garantizar el buen desarrollo de la legalidad en las empresas.

 

Aspectos importantes de tener la gestoría en Madrid

 

Gestoría fiscal

Las compañías deben presentar informes periódicos sobre su estado financiero a organismos como Hacienda, así como el pago de impuestos y amortizaciones, altas y bajas, cálculos de cuotas, deducciones y aplicaciones contables, entre otras cosas.

Sin embargo, teniendo en cuenta la larga lista de obligaciones fiscales que una empresa debe de cumplir, no resulta extraño que muchos necesiten la asesoría de un experto para identificar tales condiciones legales, así como para llevar a cabo el cumplimiento de las mismas y, como es lógico, comunicarlas a los entes correspondientes (internos y externos).

Entre los servicios más destacados de una gestoría fiscal, podemos encontrar:

  • Estudio de nuevas oportunidades de negocio.
  • Planeación para reestructuraciones en pro de la optimización.
  • Actualización constante en materia de legislación que afecte a la empresa.
  • Representación legal frente a distintas entidades.

Gestoría laboral

Por otro lado, las empresas no solo deben cumplir con obligaciones externas, sino que también tienen la obligación de mantenerse en regla con todos los asuntos referentes a sus empleados y la manera en que se opera internamente.

Es decir, es recomendable que cualquier organización establecida, nueva y en crecimiento, debe cumplir con un gestor laboral que asesore y lleve a cabo tareas como la confección de contratos, cumplimiento con los seguros sociales, salarios, jubilación o partes de baja, entre otras.

Una firma de gestoría en Madrid debe garantizar, pues, que entre su equipo se encuentren economistas y abogados laboralistas capaces de:

  • Llevar a cabo el cumplimiento de tareas burocráticas.
  • Reducir los gastos de la empresa para ajustarse a las necesidades la misma y, así, incrementar los beneficios.
  • Hacer cumplir por ambas partes (empleado y empleador) las leyes de relación laboral.
  • Tramitar seguros sociales, nóminas y demás transacciones competentes de la empresa.

 

Gestoría contable

La gestoría contable, como su nombre lo indica, consiste en la creación y revisión constante de libros contables, así como la optimización de recursos financieros, identificación de posibles pérdidas o errores, así como la comunicación de planes en pro de un crecimiento económico inteligente.

A su vez, la gestoría contable se encarga de la facturación anual y la preparación de cuentas, así como de la representación frente a entidades financieras como bancos, notarías, Registro de Propiedad y Mercantil, además de otros organismos públicos.

 

Gestoría jurídica

Finalmente, la gestoría jurídica se encargaría de la asesoría y estructuración de los elementos necesarios para que la compañía cumpla con sus obligaciones legales en todas las ramas de Derecho.

De modo que un experto en gestoría jurídica debe estar al tanto de las actualizaciones en cuanto a toda la normativa se refiere, así como la dependencia y subordinación de leyes, con el objetivo de prevenir movimientos nada convenientes para la empresa.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, los gestores externos se han convertido en un soporte muy importante para pequeñas y medianas empresas, que obviamente no tienen la capacidad de tener dentro de su plantilla a profesionales que den a sus empresas soporte en materia laboral, jurídica, contable y laboral. Externalizar estos servicios se convierte en algo imprescindible, si es que queremos hacer las cosas bien en nuestras sociedades.