Al enviar este formulario, confirmo que he leído y estoy
conforme con la Política de Protección de Datos

A Acepto recibir información comercial.


La legislación laboral se mantiene en constante cambio y actualización, un ejemplo de ello es el Registro de la Jornada de Trabajo que entrará en vigor el próximo doce de mayo y que fue aprobada el pasado tres de abril por la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados. Dicha norma busca el fortalecimiento de la protección social y la disminución de los índices de precariedad laboral en relación a la jornada de trabajo. Básicamente, se trata de que los empleados fichen tanto en la entrada como en la salida de sus centros de trabajo para poder controlar que efectivamente se cumplen sus contratos de trabajo en cuanto a la jornada laboral reflejada en los mismos se refiere.

Puede ocurrir, como va a ser efectivamente en un gran número de casos, que no veas la forma de implementar dicha normativa y ajustarla a tus procesos administrativos; bien, ese simple desconocimiento se podría traducir a futuro en un incumplimiento legal punible. Entonces, ¿cómo evitar situaciones que pongan en riesgo la legalidad en tu empresa? Esta respuesta, como otras que atañen a la normativa de este tipo, pueden ser resueltas por una asesoría laboral que te dé las distintas variantes a la hora de afrontar dicha normativa.

 

Ahora bien, ¿qué obligaciones se deben cumplir en tu empresa según la reforma?

 

  • Garantizar el registro del horario laboral, especificando el horario impuesto de inicio y de finalización de la jornada de cada empleado.
  • Registrar, ordenar y documentar el registro, ya sea por medio de un acuerdo colectivo o una decisión del empresario bajo consulta previa con los respectivos representantes de los trabajadores.
  • Conservar los registros durante un periodo de cuatro años, además de dejarlos a disposición de los trabajadores, los representantes legales y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

De igual modo, se establece como infracción grave la no aplicación adecuada de las normas establecidas, lo que conlleva a una sanción que puede ir desde los 626 euros, en caso de infracción leve, hasta los 6.250 euros.  Es importante saber que su aplicación es obligatoria en todas las empresas, sin importar su tamaño o sector económico.

 

Te puede interesar: ¿En qué consiste una asesoría laboral y para qué te puede ayudar?

 

Tal y como os recomendábamos anteriormente la aplicación de la normativa y una buena asesoría laboral deberían ir de la mano. Como empresario debes tener en cuenta la importancia de mantenerte al tanto de la actualidad, y esta nueva normativa, así como otras que vayan saliendo a la luz mediante el nuevo gobierno que salga fruto de las pasadas elecciones, deben ser tenidas en cuenta por todos los administradores de sociedades para no incurrir en equivocaciones que nos supongan infracciones de la Administración Pública.

¿Abogado laborista o asesoría laboral?

 

En el ámbito laboral podemos encontrar dos perfiles que nos ayuden en determinados momentos, dependiendo de la problemática en cuestión que tengamos. Los abogados laboralistas debemos utlilizarlos para casos puntuales. Entre sus competencias están:

  • Explicar y asesorar acerca de los derechos de los empleados y empleadores.
  • Revisar la aplicación de leyes.
  • Asesorar en litigios, mediaciones o negociaciones.
  • Otorgar representación legal ante juzgados.
  • Sus deberes se centran en la defensa y respaldo de derechos, ya sea del empleador o del trabajador.

Por otro lado, tenemos las asesorías laborales, las cuales no solo guían a los empleadores en la aplicación de leyes, políticas y normas en sus empresas, sino que también hacen un análisis, guía y seguimiento de todo lo concerniente al campo laboral de manera constante y personalizada. La asesoría laboral traerá consigo entre otras competencias:

  • Guía de la aplicación de normas.
  • Realización de auditorías laborales.
  • Manejar y estructurar el manejo de nómina, liquidaciones, subvenciones y bonificaciones en los contratos de trabajo.
  • Revisión de impuestos, IVA y aplicación del IRPF en las nóminas.

Ten presente siempre que los temas legales en relación al empleo afectan a las empresas y empleados de forma generalizada, por lo que es sumamente importante entender los aspectos que los conforman y sus incidencias a futuro.

Encaramos el próximo domingo 28 de abril las elecciones generales que ayudarán a determinar gran parte de nuestro futuro a cuatro años vista. Y a dos días de ir a votar todavía son muchos ciudadanos los que no tienen decidido qué papeleta introducir en la urna. Y una de las condiciones que más pueden influir en nuestra decisión es la que concierne a la materia de impuestos. ¿Qué ofrece cada partido en esta importante materia?. Tomar nota.

 

Te puede interesar: Asesorías en Madrid. ¿Está el futuro de nuestras cuentas en el mundo digital?

 

  • PSOE

El Partido Socialista Obrero Español propone en materia de impuestos, laboral y pensiones los siguientes puntos:

  1. Realizar un incremento de impuestos a los contribuyentes que tengan ingresos más altos, así como incrementar el impuesto de patrimonio.
  2. Implantación de impuestos sobre algunos servicios digitales y transacciones financieras.
  3. Aumento gradual del salario mínimo, con el objetivo de alcanzar el 60% del salario medio.
  4. Dejar en tres modalidades los tipos de contratos laborales, quedando así: indefinido, temporal y formativo.
  5. Elaborar un nuevo Estatuto de los trabajadores y modificar la reforma laboral.
  6. Modificar el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos para que estos puedan cotizar de acuerdo a sus ingresos.
  7. Llevar a cabo actualizaciones anuales de las pensiones, a fin de mantener un IPC real.
  8. Realizar aumentos en mayor medida a las pensiones mínimas y no contributivas.

 

  • Partido Popular

El partido Popular ha enfocado sus esfuerzos en las propuestas tributarias, laborales, pensionales y de seguridad social de la siguiente manera:

  1. Rebajar paulatinamente el IRPF a todos los contribuyentes con un máximo por debajo del 40%.
  2. Se propone la supresión del impuesto sobre el patrimonio.
  3. Eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones para los casos de transmisiones de padres a hijos, así como entre conyugues y líneas descendientes.
  4. Eliminar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados existente en las hipotecas de vivienda.
  5. Limitar el tipo máximo al Impuesto de sociedades por debajo del 20%.
  6. Establecer un fondo de capitalización del trabajo a fin de recuperar cuando exista un despido improcedente, movilidad geográfica, jubilación, etc.
  7. Implementar doce meses más de tarifa plana para los trabajadores autónomos, así mismo, establecer una cuota reducida para quienes no superen el salario mínimo.
  8. Se reducirán las cotizaciones sociales a la contratación de jóvenes y desempleados de larga duración.
  9. Exención del IRPF a trabajadores que no cobren pensión más allá de la edad de jubilación y de la mayor compatibilidad para el cobro.

  • Ciudadanos

  1. Bajar paulatinamente los impuestos a las familias que tengan hijos.
  2. Reducir un 60% el IRPF a quienes viven en zonas rurales, además de bajar el tipo máximo del IRPF.
  3. Eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, así como liberar a las startups de impuestos durante sus primeros dos años.
  4. Establecer el mismo derecho a paro y a prestaciones, tanto a asalariados como autónomos.
  5. Hacer ampliación a la tarifa plana de autónomos a dos años, así como no pagar la cuota de autónomos los dos años siguientes a tener hijos.
  6. Se premiarían a las empresas que realicen más contrataciones y generen menos despidos.

 

  • Unidas Podemos

  1. Se subiría el IRPF en un 47% a las rentas cuyos valores superen los 100 mil euros anuales, y hasta un 55% para las de más de 300 mil euros.
  2. Acabar con la Ley Beckham.
  3. Establecer un tipo mínimo del 15% sobre el rendimiento neto de grupos empresariales y 20% para entidades financieras y empresas de hidrocarburos; de igual modo se establecería una rebaja del 25% a las Pymes que facturen menos de un millón de euros.
  4. Implementar un impuesto de transacciones financieras para operaciones de compraventa de activos financieros.
  5. Establecer recargo de 10 puntos el tipo impositivo de sociedades en las entidades financieras.
  6. Subir el salario mínimo hasta los 1.000 euros, así como reducir la jornada laboral a 34 horas (7 horas de lunes a jueves y 6 los viernes).
  7. Limitar la contratación temporal, haciendo contratos con duración mínima de un mes y máxima de seis meses.
  8. Se limitará la subcontratación de servicios y se controlarán las horas extras.
  9. Subir las pensiones según el IPC.
  10. Elegir los mejores años para la cotización y cálculo de la pensión.
  11. Eliminar los beneficios fiscales a planes privados.
  12. Facilitar la jubilación a los 65 años, sin penalización.

 

  • Vox

  1. Los impuestos se establecerán en dos tramos, una de tipo marginal del 22% para rentas de hasta 60.000 euros, y la segunda de tipo del 30% cuando la renta sea superior a la cantidad anterior.
  2. Se eliminarán la mayoría de las deducciones.
  3. Eliminar el Impuesto sobre el patrimonio.
  4. Se homogenizará el Impuesto de sociedades al 22% para todo tipo de empresas.
  5. Supresión de tratamientos fiscales, del Impuesto sobre servicios digitales y del Impuesto sobre las transacciones financieras.
  6. Se suprimirá la plusvalía municipal.
  7. Se realizaría una reforma del mercado laboral.
  8. Se unificarían las indemnizaciones por despido a los contratos indefinidos, reduciéndolas a 20 días por año trabajado.
  9. Se implementaría una reforma estructural del modelo de pensiones a un sistema mixto.

 

Revisa esta información y elige a conciencia. Si tienes dudas sobre cómo estas propuestas pueden afectar a tu empresa o a tí como autónomo o persona física no dudes en buscar una asesoría profesional.

Da comienzo la temporada de declaración de la renta y sigue habiendo muchas dudas por parte de los declarantes sobre cómo cumplimentarla y realizarla conforme a sus intereses. Si formas parte de este numeroso grupo de contribuyentes vamos a tratar de sacaros de dudas. Te explicaremos lo que son las declaraciones de renta a pagar y de renta a devolver, así como algunos aspectos que deberás tener en cuenta.

Según datos de la Agencia Tributaria se espera que cerca de 20,35 millones de contribuyentes lleven a cabo su respectiva Declaración de Renta 2019, de las cuales 14,31 millones serán declaraciones con derecho a reclamación y 5,16 millones obtendrán un resultado a pagar, sin duda una cifra a considerar.

El pasado dos de abril se realizó la campaña de declaración de la renta 2018, en la cual la Agencia Tributaria permitió a los usuarios solicitar y confirmar el borrador en internet, con el fin de establecer la cuota diferencial o el resultado de la respectiva declaración. De esta forma podrás realizar la consulta del estado de tu declaración con los datos que Hacienda tiene de tus ingresos y posibles deducciones.

 

Ahora bien, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Declaración Negativa:

Se entiende como declaración negativa a aquella cuyo resultado presentado en el borrador sea cero, es decir que no se haya ingresado u obtenido ninguna devolución.

  • Declaración de la Renta a pagar:

Cuando obtenemos como resultado una declaración en la que como contribuyente debemos abonar a la Hacienda Pública una determinada cantidad de dinero, después de computar ingresos, gastos y deducciones del ejercicio calculado.

Si este es tu caso, te informamos que Hacienda da la posibilidad a sus contribuyentes de hacer el pago en dos plazos, siendo así: 60% en el momento de presentar la declaración y 40% hasta el 5 de noviembre de 2019. Si eliges esta opción podrás encontrar en el borrador dos casillas en las que se verá la cantidad correspondiente de cada cuota.

 

Te puede interesar: Asesorías en Madrid. ¿Está el futuro de nuestras cuentas en el mundo digital?

 

  • Declaración de la Renta a devolver:

Si te aparece una cifra precedida con un signo negativo (-), esto significa que Hacienda es la que deberá devolver el dinero que has pagado de más durante el año. Ten en cuenta que de ser este tu caso deberás esperar un máximo de seis meses para que la Agencia Tributaria realice el abono correspondiente. En el caso de que pasen esos seis meses y no hayas recibido el abono pertinente, tendrás derecho a recibir dicho importe con un interés de mora adicional.

De igual modo ten en cuenta que los datos bancarios que suministres y que se encuentren en el borrador deberán estar correctos y actualizados, ya que a dicha cuenta será realizado el ingreso de la cantidad definitiva.

Si tienes que pagar, puedes elegir como medio de pago la domiciliación bancaria, eligiendo una de las siguientes opciones:

  • Domiciliación de ambos plazos.
  • Domiciliación solo del pago del primer plazo.
  • Domiciliación de solo el segundo plazo.

Recuerda que tendrás hasta el 26 de junio para elegir la opción de pago a dos plazos, si es esa la modalidad que te corresponde. De igual modo, cualquier trámite relacionado con tu declaración de la renta podrás consultarlo en la página web de la Agencia Tributaria.  Y si no te ves con los conocimientos suficientes para rellenar tu declaración consulta una asesoría que te la realice. Probablemente te ahorrarás disgustos y dinero.

Las asesorías jurídicas se han encontrado con numerosas consultas por parte de empresas ante la sentencia del Tribunal Supremo en lo que respecta a las indemnizaciones laborales ante despidos de interinos. Este, en una sentencia con bastante polémica de por medio, ha establecido que para empleados interinos no se deberá abonar indemnización alguna cuando venza su interinidad.

Hay que destacar que dicha decisión viene forjándose desde un tiempo atrás. El contexto y las sentencias acerca del estatus de trabajo que un interino debe tener entre el Tribunal Supremo y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se remontan a septiembre de 2016. Revisemos un poco el contenido:

Como comienzo de todo este asunto nos debemos remontar al año 2016. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dio a conocer su posición frente al marco laboral español, afirmando que éste discriminaba a los empleados temporales e interinos con respecto a los empleados con contrato fijo. Cabe recordar que dicha discriminación hacía referencia a los doce días de los temporales frente a los veinte, si el despido era procedente, o treinta y tres si era improcedente dicho despido, que tienen los empleados fijos, y la no existencia de indemnización alguna con respecto a los contratados de manera interina.

 

Te puede interesar: ¿Cómo te puede ayudar una asesoría jurídica?

 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha tenido que corregir su postura en varias ocasiones afirmando, por ejemplo, en junio de 2018, que cabe la discriminación entre el despido de empleados fijos y temporales, corrigiendo su postura inicial y ocasionando cierta incertidumbre en el mercado laboral. Posteriormente aclararía que el interino seguiría sin derecho a indemnización y que el empleado temporal continuaría con sus doce días.

Por último, es importante tener constancia que la sentencia dictada en 2016 por parte de la Unión Europea fue incorporada tanto por juzgados como por Tribunales Superiores de Justicia en todo el ámbito judicial español. A pesar de ello tememos que esto aún no termina aquí. Veremos si hay vueltas de tuerca, seguramente las habrá, en la regulación del marco laboral español, y si nos encontramos con divergencias entre distintos ámbitos jurídicos, o lo que es lo mismo, entre Tribunal Supremo de ámbito español y Tribunales vinculados a la Unión Europea.

Asesoría laboral, un tipo de servicio ante el que siempre tenemos ciertas dudas. ¿Merece la pena asesoramiento en esta materia?, ¿es importante recibir este tipo de asesoramiento?. Pues bien, la nueva legislación española en relación a las medidas de relación laboral trae consigo retos que deberán ser solventados por nuestras empresas; a continuación, te daremos a conocer algunos puntos a tener muy en cuenta.

 

En lo poco que llevamos de 2019 hemos sido testigos de cambios en normas de orden jurídico y laboral. Trataremos tres de las modificaciones más destacadas:

 

Te puede interesar: La importancia de la asesoría laboral en Madrid

 

 

1. Aumento del SMI:

 

El nuevo salario mínimo interprofesional ha quedado establecido en 900 euros al mes brutos, en catorce pagas. Un aumento del más del veinte por ciento con respecto al anterior. Como diría un andaluz, “vaya tela”. Dicho aumento cambia las reglas del juego en los convenios colectivos, entre otros, pues estos ya no podrán establecer una cuantía inferior a la mencionada; y de igual modo, los valores funcionarán como módulo de fijación de los complementos salariales.

 

Así pues, para consolidar los protocolos financieros que esta modificación trae consigo, los empresarios podrán hacer uso del Real Decreto 28/2018, en el cual se establecen algunas normas que pueden aliviar las confusiones por medio de la habilitación legal de la cobertura de las disposiciones reglamentarias que pueden llegar a desvincular el incremento referente a las normas no estatales y a los negocios jurídicos de naturaleza privada.

 

2. Fin al contrato indefinido de apoyo a emprendedores:

 

Los expertos afirman que el éxito ponderado de este tipo de contratos tendrá una repercusión no muy significativa en el empleo; por otra parte, su derogación establecerá el fin de los periodos de prueba que se tenían estimados, los cuales iban hasta un año de duración.

 

3. Porcentaje de recargo a la Seguridad social en contratos temporales:

 

En la nueva normativa se procederá a elevar las cuotas empresariales hasta en un 40% en contratos temporales de muy corta duración. Con esto se busca incrementar la recaudación en el sistema de seguridad social, disminuir la cantidad de contratos de corta duración y, en los ya existente, garantizarles a los trabajadores su respectiva protección social.

 

En definitiva, estamos en periodo electoral, y de aquí saldrá un nuevo gobierno que traerá en su mochila sus propias recetas de índole laboral. Las distintas normativas que se legislen, y sus consecuencias, tendrán que influir en nuestra toma de decisiones. Pero para tomar decisiones acertadas debemos estar bien asesorados, porque de ahí dependerán en buena parte unos buenos resultados de nuestras sociedades….

 

La asesoría fiscal para pymes, ¿tan importante es el asesoramiento en esta materia para estar al corriente de pago de los impuestos que afectan a nuestra empresa?. ¿Necesitamos la intervención de un especialista en materia impositiva para tener una correcta dinámica de pago de impuestos en nuestras sociedades?. Estas cuestiones son muy habituales en los pequeños empresarios y dudan en invertir en esta materia. ¿Pago o no pago por este servicio?, se preguntan muchos. Pues bien, las respuestas pueden venir a través de dos preguntas: ¿conozco suficientemente todos los impuestos que pueden afectar a mi pyme?, ¿sé cómo gestionar la fiscalidad de mi sociedad?. Si la contestación es “no”, como será en la mayoría de los casos, la solución es que alguien me informe y me asesore acerca de toda la fiscalidad que afecte a mi empresa, tan fácil como eso. Me ahorraré disgustos y dinero.

 

Mantener un control generalizado de nuestras cuentas, mantener en orden la documentación que se va generando en todos los procesos administrativos que afectan a nuestra sociedad, o pagar los impuestos en sus plazos, forman parte de tareas que no tienen que ver con el trabajo que un pequeño empresario debe de desempeñar. Lo suyo será procurar que la empresa facture más, que los proveedores le cuesten menos, en definitiva, zapatero a tus zapatos.

 

Existe una creciente demanda de los servicios de asesoramiento fiscal básicamente para cumplir un objetivo concreto: solventar las distintas cuestiones fiscales que afectan al pequeño empresario, preocupado por cumplir con sus obligaciones en materia de impuestos y no verse metido en problemas con la temida Hacienda pública.

 

Te puede interesar: ¿Por qué es importante tener una buena asesoría financiera?

 

Emprendedores e impuestos

 

Emprendedores e impuestos

 

Si formas parte de una pyme la idea que te rondará es cómo llevar un orden sobre mi fiscalidad. Cada vez que un emprendedor toma la decisión de emprender y constituir un negocio, todo lo que rodea al pago de impuestos y a su gestión forma parte de una de sus primeras preocupaciones. De hecho, es la falta de conocimientos lo que termina desencadenando un problema, y sus consecuencias pueden llegar a ser graves. Con la contratación de un asesor consigues:

 

  • Garantizar el cumplimiento de las normas.
  • Se establece un orden objetivo y categorizado de la información tributaria de la empresa.
  • Se gestiona la toma de decisiones para el cumplimiento de nuestras obligaciones tributarias.

 

Conclusión concluyente: nuestra dedicación debe centrarse en hacer crecer nuestra pyme. Demasiadas dificultades ya tenemos en conseguir ese objetivo como para estar preocupándonos de si tengo que pagar este impuesto o este otro, y de tener una formación que me costará tiempo y dinero.

 

El Ministerio de Hacienda reitera que no existe una campaña general de inspección de la Agencia Tributaria sobre los donativos en colegios concertados. Simplemente se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio.

La deducción por donativos en el IRPF está regulada en el artículo 68.3 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en la Ley 49/2002 de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.

Los donativos que algunos padres realizan a fundaciones de colegios concertados serán deducibles en el IRPF si cumplen los requisitos legales. En casos puntuales, la Agencia Tributaria ha detectado que un donativo no era tal y ha exigido su regularización.

 

Deducción en el IRPF por donativos a colegios concertados

 

Te puede interesar: ¿Qué puede suceder durante una asesoría fiscal?

 

La regularización se produce cuando la Agencia Tributaria detecta una contraprestación por ese pago; es decir, cuando el supuesto donativo no tiene carácter voluntario y financia una actividad ordinaria del colegio que repercute en el alumno.

Por lo tanto, no se ha producido ningún cambio legal ni de criterio. La actuación de la Agencia Tributaria en este ámbito sigue siendo la misma que en los últimos años y, como no puede ser de otra manera, se exigirá la regularización cuando se detecte que un contribuyente se ha deducido como donación lo que en realidad es el pago por un servicio.

Esta problemática no afecta en nada a las deducciones fiscales vigentes en el IRPF que existen en el ámbito de la enseñanza en algunas comunidades autónomas.

La asesoría contable o la contratación de un recurso que nos organice y controle nuestras cuentas, es uno de las cuestiones más complejas de tratar en la gestión y manejo de nuestras empresas en todo lo relacionado al área contable y financiera. Esto lleva a preguntarnos: ¿qué es mejor?, ¿un asesor externo o un contable contratado internamente? Si esta duda está merodeando tu mente, no te preocupes, te la vamos a solventar.

Es algo habitual que en las empresas nos solamos preguntar mucho por cómo gestionar óptimamente nuestras cuentas, que estén bien organizadas, que los impuestos sean cubiertos conforme a ley, que los contratos de nuestros empleados estén acordes a su desempeño en la empresa, que la tesorería esté controlada y no nos dé quebraderos de cabeza, o que tengamos un conocimiento de las leyes lo suficientemente completo como para no incurrir en  errores que nos lleven a tener que solventarlos de no muy buena forma. Dicho lo cual, las ventajas de externalizar esta área son considerables. Pero, en concreto, ¿cuáles son los trabajos a desempeñar por un contable?

 

  • Revisión de estados financieros.
  • Análisis de gastos e ingresos.
  • Preparación y presentación de impuestos.
  • Revisión de la normativa vigente.
  • Cuentas de resultados a lo largo del ejercicio.
  • Balances bien organizados.
  • Asesorar sobre medidas que beneficien a las cuentas de la empresa.
  • Estrategias de crecimiento empresarial.

 

Te puede interesar: ¿Qué conseguimos a través de una asesoría contable?

 

La asesoría contable se centra principalmente en la guía constante y en el acompañamiento profesional a las empresas, lo que les garantiza el resolver dudas y conflictos relacionados con la situación financiera. En sí, un asesor contable es el encargado de realizar un análisis al detalle de los estados financieros con el fin de establecer estrategias que permitan la correcta toma de decisiones en pro del crecimiento de la empresa.

Asesoría contable externa o contable dentro de nuestra empresa
Así pues, dentro de sus responsabilidades encontramos:

 

  • Disminución del riesgo financiero.
  • Revisión de inversiones.
  • Asignación de activos.
  • Revisión y planificación de seguros y coberturas.
  • Análisis de la industria, con el fin de anticiparse a los cambios de la misma.
  • Guía y seguimiento de estrategias.
  • Política de amortizaciones.

 

Entonces, ¿en qué radica la diferencia?

Una buena asesoría, con una amplia gama de profesionales en las distintas ramas que nos pueden afectar en una empresa, bien sea la parte contable, la jurídica o la laboral, nos lleva a estar tranquilos en muy diversas materias, claves en el buen recorrido de nuestras sociedades. Por el contrario, tener contratado a un contable, sin más, nos cubre los conocimientos en una sola área, pero, ¿y las demás?, ¿las dejamos sin profesionales que nos cubran ese asesoramiento?, ¿y los problemas que esto no puede conllevar? La opción es muy clara: contratemos una asesoría que cubra todas estas necesidades. Por el bien de nuestras empresas.

Cuando hablamos de asesoría jurídica nos referimos a una guía especializada en materia de desarrollo de asuntos relacionados con la aplicación de normas, reglas y/o leyes que le conciernen al cliente, siendo éste una persona natural o una compañía. Naturalmente, el objetivo principal de una firma de asesoría jurídica yace en la resolución de situaciones complejas a nivel legal que puedan dificultar el día a día del cliente, donde sea necesario comprender la subordinación y dependencia de algunas leyes sobre otras y que puedan perjudicar o beneficiar el proceso las empresas.

Teniendo esto en cuenta, la importancia de una conveniente asesoría jurídica en Madrid, si perteneces a esta comunidad autónoma, como en el resto de España, se enfoca en esclarecer el confuso mundo de la normativa aplicada a la sociedad civil, y orientar a través de éste para que toda su operación se encuentre bajo el marco legal. Es decir, entre los servicios básicos de una asesoría jurídica podemos encontrar:

  • Asistencia especializada aplicada en cualquiera de las tres ramas del Derecho.
  • Confección de dictámenes.
  • Representación letrada (realización de presentación cargos y derechos en pro de una defensa limpia (en cualquier caso).
  • Elaboración de actas legales de toda índole.

Esto, además, se extiende en el caso de clientes societarios, donde la especialidad del asesor debe ser un experto economista que, como es apenas obvio, cuente con total dominio de temas sobre las leyes que rigen la economía y las sociedades, además del Derecho Internacional Público, y cuyos conocimientos deben abarcar, pues, la normatividad tributaria, contabilidad y finanzas, entre otras.

 

¿Cómo te puede ayudar una asesoría jurídica?

 

En este orden de ideas, cabe decir que las responsabilidades de una firma que preste servicios de asesoría jurídica, son:

  • Orientar la correcta creación, administración y disolución de sociedades mercantiles y civiles.
  • Defender los intereses del cliente (persona física o jurídica) frente a los distintos procedimientos judiciales.
  • Identificar y resolver inconvenientes legales que afecten el bienestar del cliente a corto o largo plazo en actas, contratos, convenios o normas.
  • Emitir periódicamente informes sobre el estado legal de la organización.
  • Guía administrativa y fiscal frente a las obligaciones con las autoridades en participación con otras áreas.
  • Comunicar la existencia y administración de los derechos de la propiedad intelectual y material.
  • Aconsejar en negociaciones laborales.
  • Intervenir en asuntos de derecho empresarial.

La asesoría jurídica mantiene a tu empresa bajo las obligaciones del marco legal, pero ¿por qué es importante?

Para nadie es un secreto que existe una constante actualización de las normativas que regulan el entorno empresarial y comercial, pero tal es el espectro al que nos referimos que muchos empresarios desconocen las leyes vigentes que pueden afectar el funcionamiento de su compañía, y donde el apoyo de un experto resulta fundamental.

Pues, por ejemplo, en la actualidad podemos hablar de las reglas que protegen la información de los usuarios europeos en internet, cuya información debe ser manejada con destreza por una firma de asesoría jurídica con el fin de crear y actualizar complejos textos legales, así como introducir cambios al contacto sin ir en contra de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD).

 

Te puede interesar: La importancia de tener mi asesoría en Madrid

 

En conclusión, una empresa que cuenta con el apoyo de una asesoría jurídica profesional no solo se mantendrá completamente actualizada en materia de regulaciones legales, sino que también podrá aprovechar tal ventaja de modo estratégico para aplicar planes de acción en búsqueda del desarrollo y la expansión inteligente de la marca.

Sumado a ello, una buena firma de asesoría fiscal, que preste otros servicios además de la asesoría jurídica, nos será de gran ayuda.  Un partner que nos acompañe en el asesoramiento integral de todo lo que debemos saber alrededor de las distintas normativas nos será de gran utilidad, y nos evitará dolores de cabeza y algo más…..

Naturalmente, toda compañía debe cumplir con una serie de obligaciones fiscales, laborales, contables y jurídicas para mantenerse bajo el marco legal puntual del país donde ésta opera, de modo que no caiga en complicaciones judiciales. No obstante, es innegable lo intrincada que puede llegar a ser la red normativa internacional y nacional que afectan el funcionamiento de las compañías. Claro está que, si éstas cumplen puntual y adecuadamente, no solo se mantendrán libres de traspiés sino que gozarán de beneficios frente a la competencia.

 

Te puede interesar: ¿Qué beneficios me puede reportar un gestor fiscal?

 

Siendo conscientes del vertiginoso crecimiento empresarial del que la capital española ha sido testigo durante las últimas décadas, resulta apenas obvia la necesidad de contar con firmas especializadas en la asesoría y gestoría integral que toda compañía necesita para funcionar adecuadamente bajo las regulaciones del Estado en la mano.

Ahora, cabe mencionar que las mejores firmas de gestorías en Madrid ofrecen servicios que se extienden a las cuatro necesidades legales principales de toda compañía las cuales, anteriormente mencionadas, son fiscales, laborales, contables y jurídicas.

Para comprender cómo se puede beneficiar tu compañía gracias al soporte de un competente y experto equipo de asesores y gestores, a continuación, veremos las diferentes áreas de acción de dichas firmas para garantizar el buen desarrollo de la legalidad en las empresas.

 

Aspectos importantes de tener la gestoría en Madrid

 

Gestoría fiscal

Las compañías deben presentar informes periódicos sobre su estado financiero a organismos como Hacienda, así como el pago de impuestos y amortizaciones, altas y bajas, cálculos de cuotas, deducciones y aplicaciones contables, entre otras cosas.

Sin embargo, teniendo en cuenta la larga lista de obligaciones fiscales que una empresa debe de cumplir, no resulta extraño que muchos necesiten la asesoría de un experto para identificar tales condiciones legales, así como para llevar a cabo el cumplimiento de las mismas y, como es lógico, comunicarlas a los entes correspondientes (internos y externos).

Entre los servicios más destacados de una gestoría fiscal, podemos encontrar:

  • Estudio de nuevas oportunidades de negocio.
  • Planeación para reestructuraciones en pro de la optimización.
  • Actualización constante en materia de legislación que afecte a la empresa.
  • Representación legal frente a distintas entidades.

Gestoría laboral

Por otro lado, las empresas no solo deben cumplir con obligaciones externas, sino que también tienen la obligación de mantenerse en regla con todos los asuntos referentes a sus empleados y la manera en que se opera internamente.

Es decir, es recomendable que cualquier organización establecida, nueva y en crecimiento, debe cumplir con un gestor laboral que asesore y lleve a cabo tareas como la confección de contratos, cumplimiento con los seguros sociales, salarios, jubilación o partes de baja, entre otras.

Una firma de gestoría en Madrid debe garantizar, pues, que entre su equipo se encuentren economistas y abogados laboralistas capaces de:

  • Llevar a cabo el cumplimiento de tareas burocráticas.
  • Reducir los gastos de la empresa para ajustarse a las necesidades la misma y, así, incrementar los beneficios.
  • Hacer cumplir por ambas partes (empleado y empleador) las leyes de relación laboral.
  • Tramitar seguros sociales, nóminas y demás transacciones competentes de la empresa.

 

Gestoría contable

La gestoría contable, como su nombre lo indica, consiste en la creación y revisión constante de libros contables, así como la optimización de recursos financieros, identificación de posibles pérdidas o errores, así como la comunicación de planes en pro de un crecimiento económico inteligente.

A su vez, la gestoría contable se encarga de la facturación anual y la preparación de cuentas, así como de la representación frente a entidades financieras como bancos, notarías, Registro de Propiedad y Mercantil, además de otros organismos públicos.

 

Gestoría jurídica

Finalmente, la gestoría jurídica se encargaría de la asesoría y estructuración de los elementos necesarios para que la compañía cumpla con sus obligaciones legales en todas las ramas de Derecho.

De modo que un experto en gestoría jurídica debe estar al tanto de las actualizaciones en cuanto a toda la normativa se refiere, así como la dependencia y subordinación de leyes, con el objetivo de prevenir movimientos nada convenientes para la empresa.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, los gestores externos se han convertido en un soporte muy importante para pequeñas y medianas empresas, que obviamente no tienen la capacidad de tener dentro de su plantilla a profesionales que den a sus empresas soporte en materia laboral, jurídica, contable y laboral. Externalizar estos servicios se convierte en algo imprescindible, si es que queremos hacer las cosas bien en nuestras sociedades.