Interpretación y aplicación de leyes baja cumplimiento jurídico, suena complejo, ¿no es así? Sin embrago, este tipo de actividades hacen parte de las obligaciones propias de una asesoría jurídica. Presta atención, porque aquí te contaremos de qué se trata este procedimiento burocrático y legal.

Tener una empresa o cualquier forma de negocio, requiere obligatoriamente cumplir con normas y leyes que ayudan a mantener la transparencia y legitimación de las actividades organizacionales. Es por esta razón que se consideran las leyes, como la columna vertebral de la sociedad, pues de su cumplimiento eficaz depende el desarrollo colectivo, la justicia social y la entrega acorde de productos y servicios de calidad.

Hasta el momento el panorama pinta normal, el problema radica a la hora de implementar dichas normas al interior de las empresas, ya que muchas veces por falta de conocimiento e información, se puede llegar a caer en errores irreversibles y que, a la larga, pueden salir bastante caros. Para este tipo de situaciones existe la contratación de asesorías jurídicas en Madrid, veamos la razón:

Te puede interesar: Aspectos que debo conocer sobre la asesoría contable

¿Qué es una asesoría jurídica?

En el marco nacional, se entiende como asesoría jurídica al procedimiento cuya finalidad se centra en ofrecer un acompañamiento, información y guía, en torno a la aplicación de normativas, leyes y reglamentos asociados al derecho y al espectro judicial; lo anterior permite la toma de decisiones íntegras, la aplicación correcta de los sistemas y de su seguimiento en las empresas, a fin de que se cumplan en su totalidad, las obligaciones descritas con anterioridad.

De este modo, el objetivo de cualquier tipo de asesoría de esta índole es simple: resolver todo tipo de dudas y asuntos en relación a la subordinación de leyes, así como la determinación de fórmulas jurídicas acordes a cada industria, actividad económica y profesional, tanto de personas físicas como jurídicas, pues:

  • El experto jurídico ofrece consejos y bases que permiten el entendimiento total tanto de la constitución, como de la disolución de sociedades corporativas.
  • Aconseja sobre la elección de procedimientos adecuados y benéficos para la empresa, al momento de realizar una ampliación de capital.
  • Ofrece asesoría profesional en protocolos de compraventa de participaciones y acciones.
  • Ayuda a la gestión y contratación empresarial.
  • Ayuda al entendimiento de las normas, incluyendo las de jurisdicción extranjera, ya sea para entrar en el comercio exterior o para la ejecución de transacciones e intercambios internacionales.
  • Establece un acompañamiento en los procesos de organización y reestructuración empresarial.

¿Por qué acudir a un asesor jurídico?

Como lo hemos podido ver con anterioridad, las leyes y el marco normativo establecen las pautas que toda empresa debe seguir a fin de continuar con un desarrollo desde la legalidad; sin embrago, poder llevarlo a cabalidad, no es una tarea del todo sencilla.

Hay que tener en cuenta que de manera periódica, las normas se actualizan, desistiendo de la aplicación de algunas y trayendo otras nuevas a la mesa, es aquí donde un experto puede ayudarte a ampliar la posibilidad de ver las normas con mayor claridad, dándote bases para aplicar las que mejor te convengan según tu área de trabajo, proyección económica y obligaciones fiscales, lo que te permitirá tomar decisiones eficientes y efectivas para el tipo de actividad burocrática, judicial y administrativa que deseas llevar cabo.

El papel del asesor jurídico es de este modo, uno de los más importantes para las empresas. Su acompañamiento ayuda a evitar complicaciones legales a futuro, mantienen al día las políticas organizacionales en pro de la vanguardia legal nacional, solventa las dudas emergentes frente a procedimientos de carácter legal, interviene en la complejidad de las relaciones mercantiles, el ordenamiento cambiante de las interacciones empresariales y el planteamiento de las estrategias institucionales.

Te puede interesar: ¿Qué beneficios puedo obtener de una asesoría fiscal?

Por las razones anteriores, te invitamos a hacer una revisión a las formas en las que tu empresa se está enfrentando a los retos judiciales y normativos, de igual modo revisa los puntos de control jurídico y, de ser necesario, busca la posibilidad de implementar en tus procesos el acompañamiento y la asesoría jurídica de un experto.

Recuerda, el éxito se consigue con buena información, constancia y la compañía y guía profesional; porque todo lo relacionado al espectro jurídico, tiende a tener un alto grado de complejidad.

Toda empresa requiere, para su óptimo funcionamiento, mantener un constante control sobre los procedimientos administrativos asociados con el personal, ya que esto determina el cumplimiento de las obligaciones financieras y jurídicas. La complejidad de estos procesos es tal que el asesoramiento profesional puede significar un valor añadido considerable. Por tal motivo, a continuación, te explicaremos qué es y para qué puede servirte una asesoría laboral en Madrid.

Las empresas en su totalidad deben cumplir con una serie de requisitos y protocolos que permitan su legal funcionamiento. Dichos aspectos son establecidos por las diversas leyes y normas vigentes, y dentro de ellas, uno de los puntos que exige en sí mismo un tratamiento más concreto es todo lo concerniente al personal, desde su contratación hasta la salida del mismo. Es en este tipo de diligencias y obligaciones en las que interviene de manera directa una asesoría laboral. Pero, ¿en qué consiste este servicio?

Te puede interesar: Aspectos que debo conocer sobre la asesoría contable

La asesoría laboral es un procedimiento propio del derecho que se encarga de la revisión, gestión, y control de carácter jurídico, social y administrativo, de todos los factores que componen el tener empleados a cargo.

Así pues, se determina la asesoría de tal forma que coadyuva a las empresas y a sus empleados a mantener una constante actualización jurídico-laboral en relación a las contrataciones, la defensa judicial, la regulación de empleo, la auditoría laboral, la prevención de riesgos laborales y demás puntos que veremos más adelante.

La asesoría laboral es un proceso que va desde el inicio, hasta el final del ciclo de cada uno de los empleados, garantizándoles la seguridad de un tratamiento transparente en su vinculación empresarial.

La realización de estas obligaciones recae sobre un equipo experto, compuesto en su mayoría por asesores especializados en el campo del derecho judicial, quienes se encargan de toda la gestión laboral, así como de su legitimación. De este modo, el asesor se encarga directamente del ordenamiento de los seguros sociales, salarios y contratos.

Principales funciones de la asesoría laboral

Dentro de todos los aspectos que deben ser ejecutados en las empresas, y de todas las tareas burocráticas que se hallan bajo su jurisdicción, encontramos:

Intervenciones y relaciones laborales

En este punto se desarrollan las actividades enfocadas a los contratos, creación y control de nómina y la revisión de los derechos y deberes de los empleados.

Seguridad social

Aquí se ejecuta la tramitología propia de los despidos, creación de expedientes de regulación de empleo, o de ser necesario, la regulación por fallecimiento de alguno de los trabajadores.

Área procesal:

Se revisan, gestionan y tramitan los procedimientos extrajudiciales de la empresa y de sus trabajadores.

Prevención y revisión de riesgos laborales:

Aporta soluciones viables y coherentes para los problemas detectados en la evaluación obligatoria de riesgos laborales en las empresas.

Recuerda, la asesoría y su adecuada ejecución permite tener el control sobre toda la documentación administrativa, el cumplimiento de las normas, la regulación de los procesos de empleo, así como la visión económica de la optimización de los recursos en el interior de las empresas.

De igual modo, su desarrollo te ayuda, como empleador, a tener un constante acompañamiento que facilita la toma de decisiones:

  • Da las bases informativas y legales para el cumplimiento de obligaciones burocráticas.
  • Gestiona las labores jurídicas en el marco empresarial.
  • Brinda el acompañamiento en temas de legislación laboral.
  • Realiza los trámites propios del espectro administrativo del empleado.

 

Te puede interesar: Importancia de hacer un proceso de gestoría fiscal

 

Así que, si deseas verificar el estado normativo de tu empresa, junto con el manejo del personal desde la visión administrativa y judicial, la mejor salida es implementar una asesoría laboral de calidad que te garantice el correcto desarrollo de todos los procedimientos con tus empleados, brindándoles seguridad y acompañamiento legal.

Manejar la contabilidad con eficiencia es una tarea delicada e importante dentro de las empresas, ya que de ella no sólo depende el pago oportuno de los impuestos, sino también las proyecciones de inversión, los índices financieros de productividad, el manejo económico del personal, la contraprestación en el pago de los servicios y todos los elementos que incurren en el proceso de creación y consolidación empresarial y organizacional. Es por ello que, al momento de tomar una decisión, es necesario recurrir a una asesoría contable. A continuación, te explicamos el porqué.

Toda empresa u organización requiere, para su correcto funcionamiento y desarrollo, entender, analizar y revisar todo lo relacionado con sus procesos contables; ¿la razón?, sencilla, la base central de cualquier negocio está en sus cuentas y en el cumplimiento de las normas establecidas por el Estado, relacionadas al manejo parafiscal y jurídico. Es por lo anterior que, si resides en la Comunidad de Madrid, tiene todo el sentido el tener la asesoría contable en Madrid, de cara a posibles reuniones presenciales, que aunque cada vez son menos frecuentes por las nuevas tecnologías, sí nos dan un plus de proximidad que beneficia el buen feeling entre asesor y cliente.

Te puede interesar: ¿Cómo pagar menos impuestos en tu próxima declaración de IRPF?

Cuando sabes lo que tienes y lo que debes, inviertes sabiamente y abres las puertas a una proyección financiera optimizada y confiable.

Pero revisemos el concepto de asesoría contable:

La asesoría contable es un proceso administrativo que se lleva a cabo en toda empresa sin importar su sector productivo o tamaño, ya que estos aspectos le son casi inocuos; pues su propósito es brindar un panorama detallado, objetivo y real del estado financiero, lo que podría permitirte tomar decisiones acertadas en cuanto al manejo económico de impuestos, inversiones, adquisición de productos o materias primas, contratación de personal o cualquier otra actividad donde el capital intervenga.

La asesoría contable es un servicio compuesto por una gama de herramientas administrativas, que permiten el análisis del estado financiero de tu empresa.

Ahora bien, para entender su relevancia en el entorno empresarial y productivo, veamos las características esenciales que componen la ejecución de su deber:

Más allá de gestionar libros contables 

En muchas ocasiones se llega a pensar que en las empresas el asesor contable se limita a llevar los libros contables exigidos por la ley y ahí se acaban sus competencias. Evidentemente no es sólo esto lo que un buen asesor debe aportar a su cliente. Un buen asesor es también el encargado de la tramitología bancaria, de realizar el Registro de propiedad y mercantil, realizar análisis, y gestionar los compromisos notariales y de organismos públicos que tenga la empresa. Y por encima de todo esto, una buena asesoría contable te dará las premisas adecuadas para llevar a cabo una buena gestión de tus cuentas.

Cuentas claras y detalladas 

Uno de los primeros compromisos de la contabilidad es la presentación transparente del manejo de capital. Para ello se requiere de un análisis exhaustivo y permanente de las cuentas, las cuales darán como resultado los estados de ganancias o pérdidas, así como el resumen objetivo de lo acontecido en un año fiscal. Dicho proceso coadyuva a hacer frente a tus obligaciones fiscales y a analizar las fortalezas y debilidades de la empresa en función de sus proyecciones futuras.

Recuerda que la asesoría contable en Madrid te ayudará a tener la cercanía oportuna con tu gestor, y por ende todo fluirá más y mejor.

Manejos de capital en el extranjero 

En un mundo globalizado, donde el intercambio mercantil y monetario cada vez es más común, es importante que los negocios con ramificaciones cuenten con el acompañamiento de un experto contable, quien dará las orientaciones necesarias sobre el mejor manejo de las divisas en contraposición de las monedas locales, así como la repatriación de sus beneficios.

Entre otras funciones encontramos todo tipo de acompañamiento en lo referente a la contratación de personal y servicios, en concordancia con las leyes locales, así como con los objetivos trazados por la directiva de la industria en cuestión.

En lo relativo a la emisión y manejo de facturas también existen ciertos factores que pueden complicar todo el proceso y que pueden ser resueltos gracias a una asesoría contable de calidad, ya que es necesario conocer los recursos con los que se cuenta y las obligaciones legales que exige el emitirlas.

Hay que tener en cuenta que dicho procedimiento también requiere el reconocimiento de la mejor metodología para asentar sus resultados en los libros contables, en los cuales se verán reflejados con veracidad los ingresos y los gastos en los que incurre la organización.

Recuerda, el éxito de una empresa depende de la gestión de sus recursos económicos. Una empresa que apueste por una buena gestión de sus cuentas es el primer paso para obtener éxito en cualquier proyecto empresarial.

Si deseas mayor información acerca de nuestros servicios no dudes en contactarnos.

 

¿Cuántas personas han tenido la amarga experiencia de enfrentarse a una sanción administrativa por no declarar sus impuestos conforme a la ley? Si eso ocurre sin duda estamos ante un problema que deberíamos haber evitado. Es por lo anterior por lo que queremos contarte las ventajas que tiene el acompañamiento profesional en temas fiscales.

Es un deber, y compromiso ineludible de toda sociedad, presentar periódicamente las declaraciones tributarias sin retrasos ni errores. Y para que esto se cumpla sin dilaciones hay que dejar la gestión de tus impuestos en manos de profesionales.  Por lo tanto, para garantizar la correcta ejecución de dicha responsabilidad, es necesaria una asesoría fiscal en Madrid, si tienes tu domicilio social ahí.

La asesoría fiscal es todo el acompañamiento objetivo sobre los procesos tributarios, declaraciones fiscales, y análisis y presentación de impuestos y obligaciones tributarias. Las ventajas que trae consigo dicha orientación se centra en la realización correcta de todo el proceso en pro de la claridad financiera de las empresas. Revisemos algunas de ellas:

Entendimiento de los sistemas tributarios

Cada país tiene sus formas, leyes, impuestos, periodos de pago y sanciones para aquellos que, bien por negligencia, omisión, o desconocimiento, incurren en errores graves que terminan costando muy caros.

En España, por ejemplo, el sistema tributario que tenemos es bastante complejo. Todos los residentes de nuestro país tienen la obligación de declarar sus ingresos, independientemente de sus niveles de beneficios obtenidos por rentas, trabajos, intereses bancarios, propiedades, pensiones, jubilaciones, u otros tipos de recursos monetarios obtenidos en el ejercicio fiscal.

Es por ello que la asesoría de un experto garantiza un entendimiento total del funcionamiento de los procesos y sistemas tributarios, ya que dentro de sus deberes está el conocimiento completo de las normas vigentes a nivel nacional. Cuando se entienden los protocolos se pueden desarrollar de una manera optimizada todos los ajustes y presentaciones fiscales.

Proceso de pago de impuestos

El Estado elabora un protocolo de pagos que debe seguirse al pie de la letra. Aunque en primera instancia parece un proceso sencillo de ejecutar las cosas tienden a complicarse en los cálculos y especificaciones, por ello una oportuna asesoría fiscal puede convertirse en elemento imprescindible de cara a no cometer errores. Es más, la ayuda de un buen asesor nos puede llevar a que la cantidad a abonar sea bastante más baja.

Por ejemplo, si ganas por debajo de los niveles establecidos para las retenciones, no estás obligado a pagar al fisco, pero debes emitir tu declaración en un tiempo determinado, guardar las planillas y respaldarlo todo con documentos provenientes de bancos, empresas donde se prestó algún servicio y otras entidades que garanticen la veracidad de la declaración.

Si se es extranjero, pero residente en el país, deben conocerse los tipos de ingresos que son gravados por los impuestos nacionales y cuales no; los montos y los porcentajes a ser retenidos, y además, se deberá cumplir con una serie de requisitos para lograr, a mediados del año siguiente, quedar libre del temor de no haber entendido o aplicado las fórmulas pertinentes en la presentación de las diferentes planillas creadas para satisfacer al sistema tributario. 

¿Y si soy autónomo?

Cuando el trabajador es autónomo también se deben cumplir obviamente un protocolo de pagos, tan enrevesado como minucioso y detallista.

Muchas veces, por el volumen de trabajo o por el desconocimiento de leyes que regulan los impuestos, los autónomos obvian el asesoramiento y terminan pagando multas y perdiendo tiempo en recopilación de documentos, realizando cálculos y enmarañándose de tal modo, que ven afectados su rendimiento en el trabajo y, por ende, sus ingresos. 

Facilidades para pequeños empresarios

Existen los propietarios individuales de empresas cuyo pago se realiza por módulos u otras formas diferentes. Es tal la complejidad que en muchas ocasiones se ven obligados a generar pagos, aún sin ingresos, con obligaciones confusas, en las cuales es requerimiento indispensable la presencia de un experto que ayude a desentrañar estas complicaciones que significan el tener que conocer todo el proceso fiscal y llevarlo a cabo sin omisiones ni errores.

Te puede interesar: ¿Qué valor añadido me ofrece una gestoría en Madrid?

Por todo ello, contar con una asesoría fiscal en Madrid es una gran ventaja que puede contribuir a mermar tus preocupaciones, asegurándote el generar los pagos adecuados a la hora de hacer frente a los impuestos. Si deseas mayor información no dudes en contactarnos.

Independientemente del tamaño de una empresa, ya sea una PYME o una empresa más grande, es necesario tener amplios conocimientos alrededor de los factores financieros que hay que tener en cuenta y de esta forma se podrá prestar atención a la toma de decisiones relacionadas con las finanzas e inversiones de la empresa.

Al contar con una asesoría financiera en Madrid, al margen de su cercanía si tu empresa está domiciliada en esta comunidad, se pueden evitar errores comunes que se presentan a la hora de gastar o hacer uso de las cuentas, y de igual forma se pueden organizar los recursos para alcanzar las metas y hacer una programación adecuada para alcanzar una óptima disposición financiera.

Hemos hecho un listado de cinco ventajas que obtendrás a la hora de contratar una asesoría de este tipo:

  1. Profesionalismo: Tomar la decisión de trabajar con un equipo conformado por asesores expertos ayudará a que el trabajo tenga una calidad garantizada, pues este equipo tendrá conocimiento permanente del manejo de los recursos y de la administración de los mismos.
  2. Objetividad: El trabajo es mucho más profesional ya que lo desarrollan profesionales con muchos conocimientos y experiencia.
  3. Novedades: Las personas encargadas de llevar a cabo este tipo de tareas deben estar al tanto de los numerosos cambios normativos que se van sucediendo pues esa es una de sus funciones más importantes. De esta forma, y como parece obvio, el gestor u empresario no debe de estar invirtiendo su tiempo en estar pendiente de modificaciones legislativas o sentencias judiciales que puedan alterar decisiones en la gestión.
  4. Toma de decisiones: Al ser un personaje externo a la empresa la toma de decisiones financieras no estará ligada a los aspectos internos de las empresas, pues según numerosos estudios se ha determinado que las emociones, la confianza o el temor ante los riesgos puede afectar una mala toma de decisiones en la gestión de las organizaciones.
  5. Planificación tributaria: Quien esté encargado de llevar a cabo la asesoría financiera  contará con la capacidad suficiente para brindar ideas y estrategias pensadas en una planificación tributaria inteligente, y de esta forma la empresa cumplirá con las exigencias legales mientras se aprovecha de la utilidad y los beneficios tributarios que le ayuden a disminuir los costes tributarios.

Como conclusión, y tirando del rico refranero español, zapatero a tus zapatos. Los gestores de empresas no pueden estar invirtiendo mucho tiempo en conocer los cambios en la normativa que las pueden regular. Por tanto, tener una asesoría financiera profesional y competente, no sólo nos ayudará a tener mejor gestionada nuestra empresa, sino que además deja al empresario tiempo para tratar de hacer crecer su organización. Y de esta forma, mientras contribuyes al desarrollo de tu empresa, evitas caer en errores de alto costo que se pueden acarrear por el desconocimiento de la legislación.

Además, del tamaño de la empresa depende el monto financiero con el que se deba trabajar, así que entre más grande sea el proyecto, mayor será el presupuesto y comprenderá más dificultades a la hora de pensar en su administración, por lo tanto, el asesor encargado debe tener la experiencia suficiente para garantizar la estabilidad económica de la empresa.

En cuanto has tomado la determinación de crear una empresa y buscas que esta crezca de manera estable con el paso del tiempo, y que además se formalice, debes asegurarte de que se cumplan todas las tareas a cabalidad, especialmente aquellas que tratan de la organización administrativa, contable, laboral y fiscal, tareas que, en la mayoría de las ocasiones, requieren de un tercero para que se encargue de hacer todo el proceso de gestoría en Madrid, pues de esta manera podrás asegurar que todos los procesos queden realizados de manera correcta.

Llevar a cabo una buena gestoría fiscal de tu empresa te permitirá tener control sobre cada una de las cuestiones legales, tanto en el pago oportuno de impuestos como en la gestión y manejo de los ingresos y egresos. Estas gestorías en Madrid, al ser llevadas por un buen asesor fiscal, o revisor fiscal, te ayudará a mantener tranquilidad y seguridad sobre posibles fugas económicas, pues esto asegurará la estabilidad de tus bienes y de tus ingresos.

Las constantes modificaciones que hacen a las leyes que rigen a las empresas, obligan a que estas estén respaldadas por un buen equipo de gestoría en Madrid, ya que los asesores fiscales estarán siempre al tanto de las nuevas exigencias legales y, además, podrán resolver, de manera inmediata, todas las inquietudes y dudas fiscales que tengas en tu empresa, especialmente cuando se trata de todo lo que trata sobre el sistema tributario de la nación, como el IVA, el IRPF, los impuestos sobre sociedad, etc., asuntos legales que se presentan en el día a día de los empresarios.

Para clarificar las funciones que realizan tras una gestoría en Madrid, a continuación, te compartiremos un par de ellas:

  • Asistencia y representación legal para los contribuyentes ante el sistema tributario.
  • Analizar las actividades jurídico-tributarias de las empresas, con el fin de dar soluciones a las necesidades legales.
  • Revisar el buen uso de los ingresos y egresos de las empresas, acorde a los regímenes tributarios vigentes.
  • Mantener al día los intereses legales de los contribuyentes acorde a las solicitudes legales vigentes.
  • Planificación fiscal de la transmisión de bienes y derechos de los contribuyentes.
  • Asesoramiento de las reestructuraciones en las empresas para contar con el control total de la nueva figura de la empresa, en caso de ser necesario.
  • Valoración y asesoría sobre el estado financiero de las empresas, con el propósito de tomar decisiones útiles como posibles fusiones o ventas.
  • Asesoramiento ante una posible internacionalización, permitiendo conocer las leyes tributarias y convenios que se exigen en otros países.

Para concluir, un proceso de gestoría fiscal en Madrid te ayudará a tener en tus manos el buen manejo del presupuesto, y a llevar a cabalidad el cumplimiento de las leyes nacionales, regionales o globales, según sea el caso. De esta manera podrás mantenerte al tanto de las condiciones tributarias para no incurrir en pérdidas por desconocimiento, disfrutando de beneficios que ayudarán a la estabilidad de tu empresa sin dejar de lado las responsabilidades fiscales.

 

Te puede interesar: Motivos para realizar una declaración de renta con un experto

 

En BKF Asesores reconocemos que el proceso de gestoría en Madrid puede llevar tiempo y presentar complejidades, así que puedes dejar la asesoría en nuestras manos mientras te dedicas a mantener el concepto de tu marca al día. Si quieres obtener más información al respecto, no dudes en contactarnos.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua, RAE, tiene tres acepciones para la palabra gestionar. La primera de ellas está referida a “Llevar adelante una iniciativa o un proyecto“; la segunda está orientada a: “Manejar o conducir una situación problemática” y, la tercera, a “Ocuparse de la administración, organización y funcionamiento de una empresa, actividad económica u organismo” y de esto se encarga una gestoría.

Mejor administración

Las empresas, corporaciones y autónomos en el libre ejercicio de su profesión, necesitan de gestores que les eviten pérdidas en el manejo de sus recursos, en el pago de sus impuestos, en las relaciones laborales y en la aplicación de leyes fiscales. Para ello debe conocer la idoneidad de estos expertos, la experiencia adquirida, bien como individuos o como parte de empresas dedicadas a estos manejos.

Múltiples funciones

Una gestoría se encarga, en primer lugar, de tramitar todo lo relacionado con la constitución de una empresa. Debe conocer y manejar la adquisición y presentación de los documentos para formarla, generar los pagos correspondientes y la vigilancia de la secuencia necesaria en estos casos.

Su papel también se enmarca en todo lo relacionado con el manejo de la contabilidad, la emisión y seguimiento de ingresos y las salidas de recursos. Para ello debe estar capacitada en la organización de sistemas adaptados a los requerimientos legales señalados por los organismos públicos, tanto nacionales como provinciales.

Pagos de impuestos

De igual forma, un gestor debe encargarse del pago de impuestos y otros trámites tributarios. Para ello las personas que realicen esta labor deben estar debidamente capacitadas y formadas para presentarle al cliente toda una gama de opciones que lo lleven a ajustarse a lo estipulado en las leyes, eso sí, siempre procurando que esa adaptación sea lo menos gravosa posible.

Manejo del personal

El elenco de sus atribuciones no queda ahí. También en las gestorías se tramita lo relacionado con la contratación del personal, sus relaciones de trabajo, beneficios y términos sobre los cuales se realizarán las labores estipuladas por la empresa, pago de sueldos y salarios, y todo lo relacionado con las relaciones entre el trabajador y la empresa.

Los contratos de autónomos, los términos de los pagos por sus servicios, las formas de entrega de sus trabajos y todos los demás procedimientos relacionados con estos profesionales también requiere de gestorías.

Ante organismos púbicos

Como estas empresas deben estar capacitadas desde el punto de vista legal para atender a sus clientes en estos requerimientos, el papel de la gestoría incluye la representación de la empresa ante los organismos de la administración pública, bien sea de tipo central, provincial o municipal.

Ayudas y donaciones

De igual forma debe atender a la empresa en todo lo relacionado con las donaciones, patrocinios, subvenciones y ayudas canalizadas hacia instituciones públicas, privadas o hacia particulares o comunitarias.

Como conclusión,  sería muy conveniente la contratación de una gestoría en Madrid, si es en esta comunidad donde reside tu sociedad. Aunque hoy en día las comunicaciones online son muy frecuentes no dejan de tener su importancia las reuniones presenciales para tratar de vislumbrar las mejores opciones en la política de gestión de la propia empresa. Estamos hablando de la parte más vital de una sociedad. Se puede tener una facturación que nos llene de satisfacción y cubra todas nuestras expectativas, pero si todo ello no lo tenemos bien gestionado el desenlace podría ser muy desagradable. Y en este aspecto la labor de una gestoría que nos dé soporte y conocimientos es absolutamente primordial. No lo dudes.

 

 

La diversidad de leyes internacionales, nacionales, provinciales y municipales, y lo engorroso de los procesos administrativos y legales, hacen tan complejo el mundo de las finanzas que una empresa no puede darse el lujo de obviar la contratación de profesionales en este campo para cumplir con todos los requerimientos. Lo trascendente de tener una asesoría en Madrid  no la da el hecho de ser la capital de España, sino la importancia de tener a nuestros asesores muy cerca para probables reuniones presenciales que entendamos importantes de cara a la buena gestión de nuestra sociedad.

¿Necesito un asesor fiscal?

Si nuestra empresa tiene relaciones comerciales fuera de nuestro territorio, bien de la Unión Europea o bien de fuera de este entorno, estaremos bajo normativas fiscales que pueden ser muy distintas dependiendo del país en cuestión. Las normas fiscales varían dependiendo del territorio en el que estemos, independientemente de que la Unión Europea marque determinadas reglas comunes a sus miembros.

El pago de impuestos

Lo normal es que, si trabajamos como autónomos o gestionamos alguna empresa, en tiempos de declaraciones de impuestos se nos forman cuellos de botella en los que necesitamos de unos profesionales que nos den la pertinente asesoría para una consecución de los procesos tributarios. Puede ocurrirnos que si no echamos mano de estos profesionales estas declaraciones de impuestos pueden acabar teniendo algún tipo de error. Y no hay algo más gravoso para una empresa que errar una declaración de impuestos que nos lleve a una inspección por parte de la Agencia Tributaria, con lo que esto supone.

Inversiones

Cuando se desea incrementar la producción o mejorar la productividad de una empresa, también es muy conveniente escuchar las sugerencias de profesionales con experiencia que hayan analizado situaciones similares y tengan los conocimientos en la práctica necesarios para poder invertir. En esos conocimientos pueden llegar a detectarse precios asequibles y convenientes, ofertas de financiación, mejor tecnología, costos de transporte, tiempos de entrega, personal especializado para la instalación y todos los detalles que solo los asesores experimentados pueden aportar en momentos determinados. Todo esto, ligado al pago de aranceles nacionales o internacionales, debe estar en manos de un asesor fiscal.

Todo esto nos lleva a la conclusión que un asesor fiscal es necesario en todos los aspectos de la creación, desarrollo y funcionamiento de una empresa, bien sea de propiedad múltiple o la gestión de un autónomo en su campo profesional. Las asesorías nos aportarán las soluciones necesarias para una gestión adecuada de nuestras cuentas.

Personal cualificado

Pero se requiere más que eso. Las empresas y personas encargadas de estas actividades deben contar con el aval de organizaciones de prestigio, tales como la Asociación Española de Asesores Financieros y Tributarios, cuya normativa garantiza el profesionalismo de sus integrantes, tanto como individuos, como por empresa prestadora de este tipo de servicio.

En definitiva, estar en buenas manos a la hora de desarrollar las cuentas de nuestra sociedad no es que sea importante, es esencial. Contar con una buena asesoría nos saldrá francamente barato por lo que nos jugamos.